Compartir
Siembran matas de plátano y guineo en medio de la vía en reclamo terminación carretera.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

Los moradores y choferes de varias comunidades de la Linea Noroeste entraron este lunes en su quinta de protesta, coincidiendo con el paro nacional convocado por el Foro Social Alternativo, en reclamo de la terminación de la carretera principal cuyos trabajos fueron abandonados el año pasado.

Siembran matas de plátano y guineo en medio de la vía en reclamo terminación carretera.

Zanjas abiertas y plantas de guineos sembradas en medio de la vía, decenas de árboles derribados, neumáticos encendidos, vidrios, piedras y toda clase de escombros, hacían imposible el tránsito de personas y vehículos por la carretera Mao-Guayubín-Las Matas de Santa Cruz y El Cruce de Copey este lunes, en el quinto día de protestas en esa zona de la región noroeste.

Los moradores y las organizaciones choferiles de más de 15 comunidades en esta parte del noroeste, reclaman la rehabilitación de su carretera principal, dejada en estado de abandono desde la campaña electoral del pasado año 2010.

Las movilizaciones, que empezaron el pasado jueves, se sumaron al paro nacional de labores convocado para este lunes por centenares de organizaciones populares en demanda de una serie de reivindicaciones.

En estas comunidades, mayoría de la provincia Montecristi, la presencia policial fue totalmente nula, lo que le permitió a los manifestantes actuar a su libre albedrío.

Los huelguistas abrieron, a pico y palas, una gran cantidad de zanjas que atraviesan la carretera y derribaron árboles de diversos tamaños y especies, con el objetivo de impedir toda forma de tránsito.

La jornada de lucha, que en principio fue convocada por los gremios del transporte de cargas y de pasajeros, ha sido asumida por los moradores en las comunidades ubicadas a todo lo largo y ancho de la carretera Mao-Guayubín-Las Matas de Santa Cruz y El Cruce de Copey.

“Ya está bueno, por Dios, señor Presidente (Leonel Fernández) pónganos asunto. Ya no aguantamos más la situación de esta carretera. Tenga compasión de nosotros”, dijo en tono enérgico Dominga Taveras, una señora en edad avanzada que vive en la comunidad Río Viejo.

Adalia Reyes, del paraje La Reforma, expresa que ya no soportan más los problemas que les causa el estado deplorable de la carretera, por donde todos los días pasan decenas de furgones cargados de guineos y otros productos que se transportan al Muelle de Manzanillo y al mercado binacional de Dajabón.

“Estamos cansados, estamos cogiendo polvo por todos lados; los niños y los ancianos se nos están enfermando de los pulmones y la piel, pero a las autoridades parece que no le importa nuestra situación”, expuso un joven del poblado Cerro Gordo que pidió reserva de su nombre.

VALVERDE

En cuanto al paro nacional de labores de este lunes, en el municipio de Mao ha sido “un éxito total”, según explicaron dirigentes de la Red de Articulación de Organizaciones Sociales, “por la forma pacífica asumida por la población”.

José Lozada, dirigente de la organización, destacó “el carácter cívico” mostrado en las primeras 12 horas del paro, “apoyado por todo el comercio, el transporte y la comunidad en sentido general”.

Según ha sido comprobado, el transporte, tanto a nivel urbano como interurbano, fue totalmente nulo, y la mayoría de negocios mantuvieron sus puertas cerradas.

Al término del día, en el casco urbano de esta ciudad, que estuvo vigilado por patrullas mixtas de policías y militares, no se habían incendiado neumáticos ni se habían lanzado escombros a las calles.

En Esperanza, al momento de redactar esta nota, se reportaba el inicio de quema de neumáticos en el sector Calle de Piedra, pero durante el día los negocios estuvieron cerrados, no había transporte y el ambiente era de tranquilidad.

UN HERIDO

En este mismo municipio fue internado el chofer Lendof González, quien resultó herido de perdigones en la cara, la cabeza y los hombros, tras haber sido atacado por manifestantes cuando se desplazaba en su carro por el centro de Navarrete.

El vehículo en el que viajaba el herido, quien logró salvar la vida milagrosamente, resultó con los cristales rotos por varios impactos de balas y dos neumáticos destruidos.

No hay comentarios