Compartir
Sede del Congreso Nacional. Archivo.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

Del periodo de los seis años que fueron electos ya les queda menos de la mitad.

SANTIAGO, RD.- Los senadores, diputados, alcaldes y regidores electos en las elecciones del año 2010 ya debieron darse cuenta que apenas les quedan algo menos de tres años para concluir su reinado de seis años en el Congreso Nacional y en los ayuntamientos.

Sede Congreso Nacional. Archivo.
Sede Congreso Nacional. Archivo.

Pero ya la pava no pone donde ponía, aunque hay excepciones de legisladores, alcaldes y concejales que sembraron y muy probablemente cosecharán buenos frutos en el proceso electoral del 2016.

Sin embargo, las mayorías de estos funcionarios que han pasado sin penas ni gloria en estos últimos tres años parece que podrán ser vistos como el chinero “pelando para que otro chupe”.

En política como la que se ejerce en la República Dominicana los procesos llegan muy rápido porque a diario se habla de lo mismo, de lo que hace y no hacen los funcionarios electos por el pueblo, pero una parte importante de ese pueblo que no tiene rumbo ni principio paga el precio cuando vende su dignidad el día de las elecciones.

Ahora en muchas provincias hay senadores, diputados, alcaldes y regidores que, a pesar de su mala gestión frente al pueblo, buscan seguir segando a la gente con promesas que ya demostraron que no cumplen.

Muchos sin créditos para reelegirse  ni para buscar otra posición legislativa ya tienen planes del lanzarse al ruedo político. Pero ya la gente los conoce.

Que se aprovechen con los casi tres años que legalmente les quedan.

…No hay mal que dure cien años…ni cuerpo que lo resista. 

No hay comentarios