Compartir

Amit Patel, un exmédico invidente, decidió colocar una cámara GoPro en su perro guía Kika durante sus paseos por las calles de Londres para registrar en video los distintos abusos que puede sufrir una persona ciega en la capital británica un día cualquiera.

Esta discriminación diaria, que él mismo muchas veces no puede ver pero sí sentir, es divulgada posteriormente a través de los mensajes publicados en la cuenta de Twitter a nombre de la perra, donde Seema, la esposa de Patel, publica los videos.

Uno de los mensajes muestra una imagen del can acostado, que ha tenido que “trabajar muy duro” para guiar a su dueño a través de una multitud “no muy amable con los perros” y ahora “necesita un descanso”.

Patel, que perdió la vista en 2012, contó su experiencia al portal Mashable, asegurando que durante uno de sus paseos habituales, su perro lazarillo Kika fue golpeada “con paraguas y bolsas”.

Aunque el hombre aseguró que en el 99% de los casos no tiene grandes problemas y que en su camino suele encontrarse con gente buena, el 1% restante está compuesto por personas “groseras y arrogantes”.

El exmédico contó uno de estos encuentros desagradables, cuando durante un viaje en autobús una mujer “gritó durante 20 minutos que Kika tenía rabia” y que el hombre y su perro debían bajarse. Patel se lamenta de que, en aquella ocasión, nadie acudió en su defensa.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...