Compartir

Caribbean Digital

Una mujer británica vivió momentos espeluznantes cuando se encontraba de paseo en un parque natural en Sudáfrica; para evitar ser destrozada por unos guepardos que supuestamente estaban domesticados tuvo que fingir su muerte.

Violet D’Mello, fue tirado al suelo por un gran felino en cautiverio después de que los turistas fueron invitados a entrar para acariciar a los animales.

La mujer estaba de vacaciones con su esposo Archie, de 64 años, cuando ocurrió el terrible accidente.

Los guepardos la atacaron en la cabeza, en el estómago y en las piernas, según contó ella misma. “Fue terrible y pasó muy rápido. En un momento yo estaba con los guepardos en el recinto y al siguiente estaba siendo golpeada en la cabeza…Tuve que hacerme la muerta mientras me atacaban en las piernas y en el estómago”.

Uno de los guías del parque logró apartar a uno de los felinos, pero cuando hizo esto, el otro animal volvió a mirar al suelo y continuó atacando las piernas de Violet.

Gracias a que un grupo de visitantes del lugar trabajaron juntos para apartar a los dos animales la mujer pudo levantarse y salir del lugar.

El esposo, quien estaba fuera del recinto, tomó las impactantes fotografías.

El gerente del parque llevó a la mujer al hospital. El declaró: “El problema es que los guepardos, como los perros, no tienen garras retráctiles y por eso la lesionaron. La señora D’Mello fue a ayudar y los animales probablemente pensaron que era un juego”.

Fuente: http://www.planetacurioso.com

No hay comentarios

Deja un comentario...