Compartir
La sentencia, adoptada a unanimidad por el presidente y los demás integrantes del tribunal de jurisdicción electoral en única instancia, declaró buena y válida la demanda en nulidad elevada por el PRD y su presidente, Miguel Vargas.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El Tribunal Superior Electoral declaró este miércoles nula la convocatoria de la Comisión Política hecha por el sector de Hipólito Mejía en el Partido Revolucionario Dominicano,  y sin ningún valor jurídico las decisiones de esa reunión efectuada el pasado día 1 de este mes.

La sentencia, adoptada a unanimidad por el presidente y los demás integrantes del tribunal de jurisdicción electoral en única instancia, declaró buena y válida la demanda en nulidad elevada por el PRD y su presidente, Miguel Vargas.

La sentencia, adoptada a unanimidad  por el presidente y los demás integrantes del tribunal de jurisdicción electoral en única instancia, declaró buena y válida la demanda en nulidad elevada por el PRD y su presidente, Miguel Vargas, en contra de las decisiones de los dirigentes que convocaron en forma irregular la Comisión Política.

En cuanto al fondo, declaró la sentencia común y oponible al llamado en  intervención forzosa de Andrés Bautista, y ratificó el defecto pronunciado en audiencia contra los demandados y el interviniente forzoso, por falta de comparecer, no obstante citación legal.

El fallo libró acta de la exclusión del proceso, de los que no se hicieron representar y decidió ordenar la comunicación del fallo a la Junta Central Electoral.

Abogados PRD valoran sentencia preserva el sistema de partidos

Los abogados defensores del Partido Revolucionario Dominicano, PRD, valoraron este miércoles que con la sentencia sobre el intento de golpe de Estado a la institucionalidad y a la unidad de esa organización, el Tribunal Superior Electoral ha reconocido la importancia de que las entidades políticas preserven su orden institucional, gobernabilidad y democracia interna, cimientos de su existencia.

Agregaron que la sentencia sienta también el precedente de dejar establecido que ni las ambiciones de grupos ni la motivación retaliadora pueden servir de pretexto valedero para suplantar a las autoridades legítima y democráticamente elegidas en los partidos políticos.

“Coherente con su tradición democrática e institucionalista, el PRD acudió al Tribunal Superior Electoral como lo ha hecho en cada circunstancia y espacio en que le ha correspondido defender los valores  de la libertad y la democracia,  la institucionalidad nacional y la protección de los derechos ciudadanos, que siempre deben ser amparados por los debidos procesos de ley”, expusieron.

Los abogados José Miguel Vásquez, Santiago Rodríguez, y Miriam Paulino se dirigieron a la prensa en un salón contiguo a la sala de audiencias del Tribunal Superior Electoral, luego de que fuera conocida la sentencia que favoreció al PRD en la persona de su presidente, Miguel Vargas. Eduardo Jorge Prats, quien ha encabezado la barra de la defensa, estuvo ausente por encontrarse en el exterior.

Objetivo supremo

Los abogados del PRD afirmaron que la defensa, realizada a través de su presidente, Miguel Vargas, en representación y en defensa de la legitimidad de su dirección, otorgada por la Convención Nacional y en su caso por el voto soberano de más del 97 por ciento de la militancia perredeísta, ha tenido además el objetivo supremo de garantizar la integridad y existencia misma de este valioso instrumento de la democracia y los intereses del pueblo dominicano, que es el Partido Revolucionario Dominicano.

4 Comentarios

Deja un comentario...