Compartir
Las verjas del CDP Santiago están podridas por falta de mantenimiento.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ Después de la denuncia del abandono del local principal del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), seccional Santiago el equipo reeleccionista acciona desesperado tratando de tapar el sol con un dedo.

Las verjas del CDP Santiago están podridas por falta de mantenimiento.

A toda prisa se le está dando “brocha” a la casa del periodista, faltando apenas días para las elecciones que sin dudas ganará  arrolladoramente el periodista Félix Parra.

“Todo esto es solo una muestra de la improvisación con que se ha manejado el actual secretario general del CDP, que ha sacado muy malas notas en el programa de capacitación de los miembros y en el mantenimiento de las propiedades de la casa del periodista en esta ciudad”, afirman miembros del movimiento Marcelino Vega, que respalda a Parra.

La defensa gremial es otro punto negativo del candidato reeleccionista del CDP, quien actuando como juez y parte se inhibió ante el cierre del canal 53, de esta ciudad, donde decenas de periodistas quedaron sin empleos.

Sostiene que los movimientos que realiza el candidato reeleccionista para quedarse en el puesto se debe al crecimiento de la candidatura del periodista Félix Parra, quien  es aclamado por la mayoría de los miembros del CDP.

Dicen que es penoso que el local principal del gremio periodístico ubicado en el sector de La Villa Olímpica tenga que esperar dos años y un nuevo proceso electoral para que sea reacondicionado.

El candidato reeleccionista tuvo que esperar otro proceso electoral para iniciar el rescate de un local que se está cayendo a pedazos.

Actualmente el CDP tiene las verjas destruidas, incluyendo la puerta principal, una sala digital acéfala, aires acondicionados inservibles, igual que todo el inmueble que se encuentra abandonado, mientras se ejecutan grandes inversiones en otro local, que aunque no deja de ser importante, no es lo primordial en estos momentos.

No hay comentarios