Compartir
Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- Las alzas en los precios de los combustibles, mantienen desesperada a la población, y en sentido general a los transportistas del país, ya que el gobierno se está burlando con las decisiones de cada semana de aumentar de manera desmedida los costos de los carburantes.

Archivo.

Así se expresó Gervasio de la Rosa, secretario general de la Federación de Trabajadores de Transporte de la Región Norte, quien dijo que se dará un  compás de espera hasta después de Semana Santa.

“Nosotros estamos dando un compás de espera hasta después de Semana Santa, para que el Gobierno reflexione, sobre la masacre que está haciendo con la población, con tantos aumentos en los precios de los carburantes , indicó.

De la Rosa, reacciono airado, cuando se le preguntó sobre los aumentos en los precios de los combustibles, los cuales están dejando muy mal parado al pueblo en sentido general.

Precisó que ya están cansados de tantas burlas por parte del Gobierno, que promete una cosa cuando se reúne con los principales dirigentes del sector transporte, y hace otra cuando salen del Palacio Nacional.

“Este es un Presidente que no piensa en el daño que le está haciendo, no tan solo a los transportistas, sino también a la población en general, porque si aumentan las gasolinas, el gasoil y el gas propano, ese aumento se refleja en los precios de la canasta familiar, así como en los bienes y servicios “, sostuvo.

Dijo que ya el pueblo no aguanta más ¨el jueguito¨ del Ministerio de Industria y Comercio de reajustar los precios de los carburantes cada semana, ya que no se recuerda la última vez que los carburantes bajaron de precio.

“Entonces toda esa carga va a parar a los hombros de los hombres del volante, el transporte de carga y en la población en general, que en su gran mayoría esta devengando un salario que no les da ni para comprar sal “, enfatizó.

Gervasio de la Rosa, secretario general de FETTANRENO, llamó a toda la población, a mantenerse vigilante ante las acciones desmedidas del Gobierno, de continuar autorizando alzas en los precios de los derivados del petróleo, lo que constituye un crimen para todos los dominicanos, pero en especial, para los más pobres.

No hay comentarios