En el tramo próximo a la entrada de Andrés es frecuente ver a motociclistas transitar en vía contraria.

Motociclistas y comunitarios aseguran que a “los Amet se les va la mano” al momento de fiscalizar a los conductores

La muerte de Isaías Cuello, ocurrida el pasado sábado próximo a la entrada de Andrés Boca Chica, puso en cuestionamiento el mecanismo utilizado por los agentes de tránsito para detener a los motociclistas sorprendidos cometiendo infracción y destapó una práctica frecuente en ese tramo consistente en transitar en vía contraria.

En el barrio La Altagracia, de Andrés Boca Chica, se habla con dolor e indignación de la muerte del joven de 25 años, quien según la versión de testigos y familiares murió a bordo de su motocicleta tratando de esquivar una guagua de la Dirección de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).

De acuerdo con Ruth Cuello, hermana de la víctima, Isaías acababa de salir de casa de su madre (fallecida) hacia su vivienda próximo al Club Náutico, y con la intención de ganar tiempo decidió recorrer en vía contraria un tramo de aproximadamente 400 metros del carril izquierdo Este-Oeste de la autopista Las Américas (distancia recorrida desde la entrada del barrio La Altagracia hasta el puente más cercano, preparado para tránsito de motores).

Según cuenta la dama que hoy llora la muerte de su hermano, fue cerca de las 3:00 de la tarde, cuando los agentes de la antes llamada Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet) lo observan y abren la puerta de la camioneta con la intensión de detener y fiscalizar a Isaías, pero la reacción no fue la esperada: el joven esquivó a los agentes y se encontró de frente con una patana.

Isaías murió al instante dejando consternada una comunidad que el mismo día de su fallecimiento se levantó en protestas y prendió en fuego la camioneta que supuestamente le obstruyó el paso.

En procura de conocer más sobre las causas que originaron la muerte del joven bachiller, elCaribe se trasladó al lugar donde ocurrió el accidente, y observó como una práctica frecuente el tránsito en vía contraria por parte de conductores de motocicletas . Se observó que en menos de diez minutos, igual número de motocicletas transitaron en dirección contraria en el tramo donde ocurrió el siniestro. Motociclistas consultados consideraron que los dos puentes con carril para motores, construidos a una distancia estimada de dos kilómetros uno del otro, debieron ser levantados en puntos de mayor confluencia de personas como es la entrada de Andrés Boca Chica, donde operan dos terminales de autobuses y negocios de distintas índoles.

Pablo Sánchez, lleva diez años en el oficio de motoconcho en dicha localidad, y asegura que Isaías, era un joven de trabajo “que no daba problemas” y condenó la acción de los Amet.

Aclara que nunca defenderá a los conductores que realizan piruetas en las calles, pero condena el hecho de detener a “un hombre de trabajo, que se está buscando su comida”.

Retorno informal: riesgo en Las Américas.

Afirma que no es la primera vez que agentes de la Amet en su afán por detener a los motociclistas que violan la ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial ponen en peligro la vida de los conductores y pasajeros. “La autoridad está para cuidar al ciudadano, pero no lo está protegiendo, lo que está es llevándolo a tener accidentes y a convertirse en malhechor”, sostuvo. Agrega que los Amet “han tumbado muchos motoristas, se le meten delante y cuando no lo pueden tumbar, le caen atrás y le caen a macanazos”.

No obstante, reconoce que muchos de sus compañeros de oficio transitan en vía contraria y justifica la acción con el argumento de que los motociclistas incurren en gastos al recorrer más de un kilómetro para llegar al retorno más cercano. En ese sentido, pidió la construcción de un puente para peatón y motociclistas a fin de evitar accidentes y muertes por esta causa.

Familiares de Isaías piden que se haga justicia

La Digesett informó que investiga las circunstancias en que murió Isaías Cuello, mientras tanto en la comunidad de Andrés, Boca Chica, la gente tiene una versión desfavorable con respecto a la autoridad del tránsito. “A la Amet se le va la mano con uno, porque ellos no puede quitarnos el derecho a la vida actuando de una forma imprudente. Hay muchos mecanismos para detener a una persona, que llamen por la radio, pero que no se le atraviesen a uno”, opinó Moisés Rodríguez. En tanto, familiares y vecinos de Isaías Cuello exigen que se haga justicia a la muerte del joven considerado en el vecindario como un muchacho tranquilo. Ruth Cuello, hermana de la víctima, pidió la eliminación de la Digesett.

Fuente de noticia