Compartir
Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

Las operaciones de los depósitos fiscales en Santiago se encuentran prácticamente paralizadas, debido a las trabas  impuestas por funcionarios aduanales sin ninguna explicación y que afectan sensiblemente al comercio y la industria de esta provincia y la región del Cibao.

Archivo.
Archivo.

La preocupación fue externada por la Asociación de Importadores del Cibao (ASICI), que dirige el empresario Ing. Carlos Alberto Guzmán, quien solicitó la urgente intervención del director general de Aduanas.

Advirtió que pudiera interpretarse que la presente situación obedece a ‘’conflictos de intereses’’ internos o razones espureas con fines inconfesables. Las administraciones aduanales estilan disputarse las recaudaciones y en muchas ocasiones esto resulta perjudicial para los contribuyentes en general.

Consideró que la tendencia mundial de las aduanas es la descentralización de sus actividades como mecanismo de impulsar el desarrollo y la agilidad del comercio.

En tal sentido la paralización de los almacenes y depósitos fiscales va en contra de la competitividad empresarial y el dinamismo de la economía.

Informó Guzmán, que en esta ciudad han sido instalados tres almacenes fiscales, como es el caso de Almadela Santiago, Alma Norte y Now-Logistic, los cuales sirven de apoyo a toda la región norte y cuyas actividades están reducidas porque aduanas concentra el retiro de mercancías a través de los puertos marítimos tradicionales incentivando así la centralización improcedente de dicha actividad.

“Es una pena que los depósitos fiscales, cuya instalación fue una iniciativa importante del fenecido y bien recordado Lic. Miguel Cocco, con la intención de descongestionar las aduanas del país, explicó.

El Sr. José Octavio Pérez Zapata, en su condición de directivo de ASICI, agregó que los almacenes fiscales permiten una revisión más rápida de las mercancías y no les afectan las condiciones climáticas, pues estás se realizan bajo techo y con un ambiente de seguridad, garantía y eficiencia mayor que las que les ofrecen los puertos tradicionales.

Manifestó que en los puertos el sol y las lluvias siafecta el proceso, pero además las mercancías se deterioran por la inclemencia del tiempo y también son afectados por robos de gentes que pasan y acudena los muelles como “Perro por su Casa”.

Recordó la ASICI, que los almacenes fiscales son inversiones privadas y las diferentes instituciones de control y regulación de importaciones, incluyendo la DGA, tienen presencia permanente y son ellos los responsables operacionales de todas las actividades que se realizan en dichos almacenes. Esto explica que no es posible que ocurran eventos reñidos con la ley sin que dichas actividades estén comprometidas con las mismas.

“En este momento la principal traba, sin motivación lógica conocida, es la limitación de “LA NO AUTORIZACION DE TRANSITO”, que ameritan las importaciones al llegar por los diferentes puertos marítimos del país, denunciaron.

Alertó a los importadores de Santiago, Moca, La Vega, San Francisco de Macorís, Salcedo y otros pueblos a seguir unidos en la defensa de los almacenes fiscales que contribuyen a eficientizar el despacho de mercancías con prontitud y seguridad.

No hay comentarios