Compartir
Residentes de un barrio de Kingston, Jamaica, abandonan sus hogares para buscar un mejor refugio ante las fuertes lluvias de “Sandy”. AP

Caribbean Digital

 

KINGSTON, Jamaica. AP.  Los fuertes vientos y lluvia del huracán Sandy azotaron el miércoles barrios pobres de Jamaica, dejando varados a viajeros y ocasionando que los ríos crecieran peligrosamente mientras seguía un curso que lo llevaría a Cuba y después posiblemente amenazaría a Florida y las Bahamas.

Residentes de un barrio de Kingston, Jamaica, abandonan sus hogares para buscar un mejor refugio ante las fuertes lluvias de “Sandy”. AP

La cifra de muertes ocasionadas por Sandy aumentó al menos a dos. Un anciano murió en Jamaica cuando fue aplastado por un peñasco que rodó hasta su casa de tablillas, reportó la policía. El miércoles temprano, una mujer en Haití fue arrastrada por un río que intentaba cruzar.

En algunos poblados del sur de Jamaica, varios cocodrilos fueron arrastrados por inundaciones con corrientes fuertes que los sacaron de sus refugios en los manglares. Un cocodrilo enorme tomó residencia temporal en el patio de la casa de una familia en la ciudad de Portmore.

Por la tarde del miércoles, el vórtice de la tormenta había cruzado Jamaica y emergido por su costa norte cerca del poblado de Port Antonio, dijeron meteorólogos, pero la lluvia y los vientos seguían azotando a la isla caribeña.    Las autoridades cerraron los aeropuertos internacionales de Jamaica y los barcos crucero cambiaron sus itinerarios para evitar la tormenta, la cual tocó tierra ocho kilómetros (cinco millas) al este de la capital, Kingston.    Existía la amenaza de inundaciones y deslizamiento de tierra en la endeudada nación tropical de casi 2.7 millones de habitantes, la cual tiene una desmoronada infraestructura y barrios pobres esparcidos construidos sobre colinas pronunciadas y barrancos.

En la comunidad Kintyre, llena de colinas, ubicada a las afueras de Kingston, Sharon Gayle y algunos de sus vecinos consideraban que iban a perder por completo el puente del poblado sobre el río Hope, el cual perdió un tramo justo hace tres semanas durante una lluvia torrencial.    Se espera que la 18ava tormenta  pase sobre el este de Cuba.

Se sentiría el viernes en la Florida

Meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en Miami dijeron que para la mañana del viernes eran posibles condiciones de tormenta tropical a lo largo de la costa del sureste de Florida, los Cayos Septentrionales y la Bahía de Florida.

Está en efecto una advertencia de tormenta tropical para el área, señaló el centro.    En el suroeste de Haití, una mujer falleció en el poblado de Camp Perrin arrastrada por un río, dijo Marie Alta Jean-Baptiste, jefa de la oficina de protección civil del país. Hubo reportes de daño extenso en Port Salut, en la costa más lejana en el suroeste de la nación, cuando se desbordó un río.

El alcalde Larock Pierre Clervert dijo que un hotel fue destruido por la inundación.    En toda Jamaica, residentes pobres y adinerados en zonas residenciales se refugiaron en casa mientras fuertes vientos aullaban alrededor de edificios enviando cortinas de agua de refilón.    Viajeros empresariales varados y unos cuantos locales soportaron el huracán categoría uno en hoteles agrupados a lo largo de una franja en el distrito financiero de Kingston. Algunos leían libros de oración o novelas, mientras que otros miraban películas o se comunicaban por computadora con seres queridos.

No hay comentarios