Compartir
Trabajadores usan equipos para retirar la nieve de una calle en Staunton en Virginia, Estados Unidos. AP.

Caribbean Digital

FILADELFIA. AP. Una tormenta invernal que cubrió de nieve y hielo la costa este de Estados Unidos salió a mar abierto ayer tras dejar al menos 25 muertos, cientos de miles de personas sin electricidad y un accidente múltiple en Pennsylvania con 30 lesionados.

Trabajadores usan equipos para retirar la nieve de una calle en Staunton en Virginia, Estados Unidos. AP.
Trabajadores usan equipos para retirar la nieve de una calle en Staunton en Virginia, Estados Unidos. AP.

El golpe invernal más reciente provocó demoras en la entrega de miles de envíos de flores por el Día de San Valentín con grandes cantidades de nieve, aguanieve y lluvia en carreteras ya llenas de charcos de agua y tramos con hielo.

Alexander Báez, de 24 años, demoró dos horas en sacar su automóvil de debajo de la nieve antes de lanzarse a la carretera para ir a su trabajo. “El viaje se va a demorar”, dijo Báez mientras echaba gasolina en East Hartford, Connecticut. “Tengo unas ganas inmensas de que llegue el verano”. Varios accidentes múltiples de camiones y decenas de vehículos paralizaron completamente una parte de la vía rápida de Pennsylvania en las afueras de Filadelfia el miércoles por la mañana, percances que dejaron 30 lesionados, ninguno de gravedad. Los accidentes se reportaron unas cinco horas antes que terminara de nevar. Ya se habían levantado las restricciones de velocidad, pero los conductores dijeron que la carretera estaba cubierta de hielo. Para cuando dejó de nevar se habían reportado 57 centímetros (22.5 pulgadas) de nieve en el Condado Somerset de Pennsylvania. Partes de la región norte del estado de Nueva York recibieron entre 30 y 68.6 centímetros (12 y 27 pulgadas) de nieve. Entre los fallecidos está una mujer embarazada atropellada por una minibarredora de nieve en la Ciudad de Nueva York y cuyo bebé nació por cesárea. Otras dos personas perecieron cuando trataron de asistir a un camionero en una carretera interestatal cubierta de nieve en Carolina del Norte.

Cancelan vuelos.- La peligrosa combinación de nieve y aguanieve provocó la cancelación de más de 6,500 vuelos el jueves, y unos 2,100 más el viernes. Unos 1.2 millones de clientes perdieron el servicio eléctrico cuando la tormenta se movió desde el sur por el noreste, con 450,000 interrupciones reportadas ayer, en su mayoría en Carolina del Sur y Georgia. “Cada vez que nieva decimos: `Oh, no otra vez”’, dijo Randal DeIvernois, de New Cumberland, Pennsylvania, donde para el jueves a media tarde habían caído unos 25 centímetros (10 pulgadas) de nieve. “Cuando yo vivía en Colorado no nevaba tanto”. Muchas escuelas permanecieron cerradas ayer en Connecticut, Maine, Massachusetts, Nueva Hampshire, el estado de Nueva York, Pennsylvania, Vermont y Virginia.

No hay comentarios