Compartir
Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD/.Las elecciones del Colegio Dominicano de Periodistas, sin duda alguna, se llevarán a efecto el día viernes 26 de agosto de 2011 y la pista se torna caliente con la participación, hasta el momento, de tres planchas encabezadas por Mercedes Guzmán, Ramón Paulino y Félix Parra, todas ubicadas en grupos definidos, con ideologías disímiles y con promesas comunes:  “la lucha por la institucionalidad, ofrecimientos nunca cumplidos y  conquistas por alcanzar, bla bla bla bla bla, ¿¡qué más!?.

Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Los candidatos, todos, están inmerso en la conquista de ese voto necesario para ganar, por lo que la desesperación, tanto del equipo que los secunda como del que será el Secretario General, lo colocan en una encrucijada de difícil salvamento y, por lo tanto, mantienen un asedio hacia los inscritos en el “Padrón Electoral” en busca del valor que representa esa gema en tiempo de campaña, encontrándose con lahumilde, pero al mismo tiempo hipócrita respuesta de un SÍ TRIPLICADO PARA CUMPLIR, debido a que casi todos votarán por todos y resulta imposible marcar las caras de los tres candidatos y que esa boleta pueda ser validada.

La llamadera a cada sufragante que han desatado los tres grupos que convergen en tan “importante certamen” me recuerda a los políticos de mi país, que solo tienen pendientes a los estúpidos posibles votantes en tiempo de campaña, de ahí mi comparación y afirmación del parecido que tienen, ahora más que nunca, las elecciones de un gremio cien por ciento politizado, llegando a un punto tan bajo y bochornoso de pretender comprar conciencias con dádivas asquerosas, y lo peor es que hay ofertas en el mercado.

El pleito está echado.  El 26 llegaremos hasta el edificio que alojan las instalaciones del CDP. Cada periodista o no, que aparece inscrito en la lista y se acerque a ejercer su derecho, debe ser respetado.  Tengo la impresión de que todos somos lo suficientemente grandes y sabemos de antemano por quien o quienes se inclinan nuestras preferencias.  El número de miembros no representa una millonaria cifra, por lo que con los tres gatos con que cuenta la institución se descarta el vocablo indecisos.

No hay comentarios