Compartir
Acción del Basket Superior de Santiago. Foto de archivo.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

Minimizar las críticas al torneo está dejando sus consecuencias. 

La serie semi-final arranca este viernes con cuatro equipos. 

SANTIAGO, República Dominicana. Es evidente y preocupa el tímido respaldo de los fanáticos a la Arena del Cibao para presenciar los juegos del XXXII Torneo de Baloncesto Superior de Santiago, cuya serie regular culminó la noche del martes con la clasificación de los equipos de La Plaza Valerio, Pueblo Nuevo, CDP y el G.U.G.

Acción del Basket Superior de Santiago. Foto de archivo.

La justa deportiva, dedicada al presidente de la Cámarade Diputados, Abel Martínez,  por la disputa de la Copa Bohemia, no ha cumplido el propósito de los organizadores, en una negociación comercializadora que envuelve cerca de 100 millones de pesos por los próximos cuatro años.

Las razones del por qué el pobre desempeño del torneo se desconocen, pero la creencia de lo que sucede por parte de cronistas deportivos y aficionados es un secreto a voces.

Y es que las pugnas internas que involucran al Comité Organizador, el personal y gerentes de clubes, el matiz político que se ha pretendido dar en el torneo, la falta de incentivos al fanático, denuncias sobre presunto uso de drogas narcóticas en la Arenadel Cibao, adherido todo a la crisis económica y a la inseguridad ciudadana, podrían ser factores que hayan incidido en el declive del evento este año.

En cada juego las cámaras de televisión ponen al desnudo el escaso público que asiste a respaldar a su equipo.

Es lamentable que en vez de resolver los problemas y crear las condiciones para atraer público, asalariados y otros relacionados al torneo del “mejor baloncesto del país”, se dediquen, como “viejas respondonas”, a lanzar improperios a quienes critican y hacen denuncias sobre los acontecimientos que suceden en el certamen.

Querer minimizar a los medios de comunicación, fundamentalmente a los periódicos digitales, conjuntamente con sus representantes, es una forma si se quiere hasta irresponsable de quienes se dedican a esa tarea.

Por eso en las democracias es tan importante que, aunque sea una mínima parte de los medios, no estén concentrados ni comprometidos con una misma causa.

Después de todo, hagan ustedes sus propios juicios.

No hay comentarios

Deja un comentario...