Compartir
Sede del Comando Cibao Central de la Policía Nacional. Archivo.

Robert Martínez

Redacción/Caribbean Digital

Todavía no se ha entregado para ser investigado.

SANTIAGO, RD-El tristemente celebre primer teniente de la Policía Nacional Fernando de los Santos (La Soga), acusado de supuestamente pertenecer a una banda de sicarios, no se había entregado  esta mañana a la institución del orden para ser investigado, declarándose en rebeldía.

Sede del Comando Cibao Central de la Policía Nacional. Archivo.

El pasado fin de semana, el jefe de la Policía Nacional, mayor general José Armando Polanco Gómez, advirtió que si La Soga en un plazo de cinco horas no se entregaba a las autoridades policiales, ¨sería apresado o le pasaría otra cosa¨.

A este oficial se le vincula a una banda de sicarios que, supuestamente por encargo, ultimó a dos jóvenes en Santiago, y por que por este y otros hechos ligados al sicariato han sido apresados empresarios de San Francisco de Macorís.

Sin embargo, de los Santos niega la acusación y asegura que no es cierto que pertenezca a una banda que asesina por encargo.

Hace un tiempo La Soga, amante de las peleas de gallos, adquirió notoriedad cuando se convirtió en exterminador de presuntos delincuentes. En esa ocasión se dijo insistentemente que también eliminaba personas por encargo y luego las calificaban de malhechores.

El jefe policial admitió que de los Santos es buscado para ser interrogado sobre esos y otros hechos delictivos y que un amigo en común lo llamó la mañana de este sábado para informarle que el oficial buscado estaba en actitud de entregarse.

“Le dije a esa persona que, inmediatamente me comunique con La Soga y acuerden su entrega le daré cinco horas para que lo haga y, si no cumple con  eso, entonces vamos a entender que está desafiando a la autoridad, como los demás delincuentes”, agregó Polanco Gómez.

Esta mañana trascendió, pero no pudo ser confirmado, que el primer teniente de los Santos había enviado a la Policía las pertenencias que son propiedad de la institución del orden público.

Se dijo, pero tampoco pudo ser comprobado, que supuestamente La Soga había dicho que ¨en la Policía no había nadie con valor para enfrentarlo¨.

Hace un tiempo el ahora oficial se convirtió en el principal perseguidor de delincuentes, muchos de los cuales fueron ejecutados por un ¨Equipo¨ de agentes que dirigía.

SU HISTORIA

En la jefatura del mayor general Pedro de Jesús Candelier, Fernando de los Santos (La Soga) pasó, junto a un grupo de miembros del Ejército Nacional, a formar parte de la Policía.

De los Santos había ingresado al Ejército como deportista en el área de campo y pista donde llegó a representar al país en competencias internacionales.

En los finales de la década del 90 y a principios del 2000, La Soga tomó notoriedad cuando junto a los agentes policiales Cabrerita (asesinado), Lopecito (hoy mayor de la PN), Peniche, y La Cobrita conformaron el temible equipo exterminador de delincuentes conocido también como el Escuadrón de la Muerte.

En esa ocasión, La Soga era protegido por un exsíndico y exsenador de Santiago, con quien posteriormente cayó en desgracia.

Entre las muertes atribuidas al oficial en rebeldía figura el de la pareja de esposos en el sector Camboya, quienes se ganaban la vida en una freiduría que operaban en  esa barriada.

También, la muerte de un exdelincuente que frecuentemente le lavaba su vehículo en la comunidad de Gurabo.

Este oficial sobrevivió a por lo menos dos atentados, en la carretera de Gurabo y la avenida de Jacagua. Hoy La Soga es perseguido por sus propios compañeros de arma.

No hay comentarios