Compartir
Personas descendiendo de la Torre Piantini, en el DN, tras el sismo.

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

SANTO DOMINGO.- Nuevamente en República Dominicana se sintió un considerable temblor de tierra, esta vez de 5.4 grados en la escala de Ritcher, lo que originó el pánico en la mayoría de los dominicanos.

Personas descendiendo de la Torre Piantini, en el DN, tras el sismo.

El Instituto Sismológico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, dice que el sismo se registró próximo a Río San Juan, en la latitud 19.6 grado norte y longitud 70.1 oeste, de 13 kilómetros de profundidad.  No se han reportado daños.

En los datos preliminares, Sismología había informado de que el movimiento fue de 5.3 grados y que su epicentro había sido en Gaspar Hernánez, provincia Espaillat.

En su página web, el Servicio Geológico de Estados Unidos dice que el sismo fue de 5.1, a 32 kilómetros de Nagua, María Trinidad Sánchez y con una profundidad de 7.4 kilómtros.

El movimiento se sintió en Santiago en todas las provincias de la región Este, donde las personas dicen sentirse “moca” por la frecuencia de esos fenómenos naturales.

En edificios, como Acropolis Center, las personas descendieron despavoridas buscando su seguridad.

Se recuerda que la pasada semana también se sintió un sismo de 5.0 y hace menos de un mes la mayoría de los dominicanos despertaron con pánico luego de un fuerte temblor de 5.3 en todo, el cual tuvo epicentro en San José de Ocoa y provocó grientas en escuelas, dos hospitales y varios edificios.

El movimeinto de esta tarde se produjo a las 4:50 de la tarde. Este es el quinto sismo de importancia que se registra en el país en este mes de enero.

Llama a la calma

El director del Instituto Sismológico de la UASD, Eugenio Polanco, llama a la calma en el país, debido a que los frecuentes temblores que se producen en el territorio nacional son normales por una falla geológica.

Reitera que en estas situaciones, lo que la población debe de hacer es prevenir consecuencias lamentables, porque no hay manera de prever cuándo se producirían estos fenómenos, a pesar de la amenaza que hay de un fuerte sismo.

“Las personas deben, sin perder la calma, estar alertas y preparados ante cualquier eventualidad que pudiera producirse”, reiteró Polanco

Recomienda, además, a los ciudadanos a contactar a los organismos de emergencia ante cualquier eventualidad que se requiera de la orientación y la ayuda de éstos.

No hay comentarios

Deja un comentario...