Compartir
Al hacer el emplazamiento, en rueda de prensa efectuada en la casa nacional perredeísta, los directivos de la Comisión Energética, ingenieros Martín Robles, Antonio Almonte, César Sánchez, Máximo Deóleo, Eduardo Sagredo y Serafím Canario dijeron estar sorprendidos que no se hayan producido los sometimientos judiciales correspondientes.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ La Comisión Energética del Comando de Campaña del candidato presidencial Hipólito Mejía emplazó este jueves a la Procuraduría General de la Republica a actuar con carácter de urgencia frente a la pérdida de 48 mil millones de pesos y otros graves indicios de corrupción verificados en EDENORTE, en lo que denomina una gigantesca operación de saqueo del patrimonio de esa empresa pública.

Al hacer el emplazamiento, en rueda de prensa efectuada en la casa nacional perredeísta, los directivos de la Comisión Energética, ingenieros Martín Robles, Antonio Almonte, César Sánchez, Máximo Deóleo, Eduardo Sagredo y Serafím Canario dijeron estar sorprendidos que no se hayan producido los sometimientos judiciales correspondientes.

La Comisión indicó que los datos de lo que puede constituir uno de los mayores escándalos de corrupción en toda la historia del país, son revelados por la Cámara de Cuentas en una auditoria practicada por la firma auditora KPMG Dominicana a los estados financieros de EDENORTE, correspondientes al año 2009.

Al hacer el emplazamiento, en rueda de prensa efectuada en la casa nacional perredeísta, los directivos de la Comisión Energética, ingenieros Martín Robles, Antonio Almonte, César Sánchez, Máximo Deóleo, Eduardo Sagredo y Serafím Canario dijeron estar sorprendidos que no se hayan producido los sometimientos judiciales correspondientes.

Afirmaron que su sorpresa se debe a que los resultados de esa auditoría tienen que ser conocidos por la propia Procuraduría, la Contraloría General de la República, el Departamento de Prevención  de la Corrupción Administrativa y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales.

La Comisión también solicitó que “la Cámara de Cuentas dé a la luz pública de inmediato las auditorias realizadas también en 2009 a las distribuidoras EDESUR y EDEESTE, en las cuales según referencias ocurrieron desmanes similares a los de EDENORTE”.

De igual manera emplazó a la CDEEE a que haga público el contrato de recompra de EDEESTE, transacción realizada en el año 2009, que involucró cientos de millones de dólares y cuyos detalles  son aún desconocidos por el país.

Afirman los especialistas energéticos del PRD que los ejecutivos de EDENORTE presentaron a los auditores estados financieros repletos de inconsistencias y mentiras, aparte de que obstaculizaron la auditoria al negarse a entregar numerosos documentos y datos que les fueron solicitados, lo que evidencia su intención dolosa de ocultamiento de informaciones públicas

Citan entre los hechos alarmantes registrados por la auditoria que pese a serle solicitada, los ejecutivos de EDENORTE no entregaron copia de la auditoria realizada a la empresa en el año 2008, en la que los auditores actuantes expresaron no haber encontrado evidencias satisfactorias sobre el ajuste realizado al renglón de “otras cuentas por pagar” que disminuyó las pérdidas acumuladas en 714 millones de pesos, sin que se pudiera evaluar la razonabilidad de la reevaluación

También que no pudieron presentar documentación y evidencia de que el Consejo de Administración conociera ni autorizara el registro de mil millones de pesos como aportes para futura capitalización relacionada con cuentas por pagar a la CDEEE. Ni presentaron depósitos en efectivo por 55 millones de pesos registrados en libros no considerados por el banco, en otras palabras, parecen ser depósitos fantasmas, dado que no llegaron al banco.

Los ejecutivos de EDENORTE, afirman los técnicos perredeísta, declararon que existían 14 mil cuatrocientos millones de pesos en cuentas por cobrar, pero sin mostrar ninguna documentación ni soporte, y declararon que existían 102.4 millones de pesos en cuentas por pagar sin soportes que los confirmen.

Agregan que se negaron a entregar a los auditores copias de los contratos y acuerdos que mantiene la empresa con otras empresas, instituciones y personas y que afectan las finanzas de la distribuidora.

Se estableció también que la integridad del sistema de información utilizado no satisface los requerimientos de los auditores y que EDENORTE registró como activos un monto de 219 millones de pesos correspondientes a pagos de ITBIS, no obstante estar los servicios de energía exentos del pago de ese impuesto.

Además registraron intereses por pagar por la suma de 747.7 millones de pesos  sin que se demostrara la razonabilidad de esa suma, y se  declararon anticipos a proveedores por valores de $RD179.9 y 106.5 millones de pesos, sin que se muestre el sustento de los mismos.

“El cúmulo de las gravísimas irregularidades señaladas por los auditores de KPMG y al no obtener satisfacción de las partes auditadas, le impidió emitir una opinión  sobre los estados financieros de EDENORTE, evidenciandose que esta empresa fue vilmente quebrada, consciente y sistemáticamente saqueada, al extremo de acabar incluso con su patrimonio”, sintetizan los denunciantes.

Concluyen afirmando que es preocupante que siendo CDEEE responsable directa de la coordinación de las empresas distribuidoras, y la que generalmente lleva la voz cantante en la campaña para aumentar más todavía la tarifa eléctrica  a los pobres del país, no haya hecho lo propio en defensa del patrimonio público y evitar convertirse en cómplice al tapar lo que a todas luces se ve como el mayor despilfarro y robo cometido por burócratas y politiqueros contra la propiedad pública.

No hay comentarios