Compartir

LISBOA. El Consejo de Disciplina de la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) ha suspendido durante seis meses al presidente del Sporting de Portugal, Bruno de Carvalho, acusado de escupir al dirigente de un equipo rival en el estadio José Alvalade.

Según avanza la prensa deportiva lusa, el Consejo entiende que la acción de Carvalho, quien siempre defendió haber lanzado a la cara de su adversario humo de su cigarrillo electrónico, “dañó la honra y reputación” de Carlos Pinho, presidente del Arouca, a quien iba dirigido el gesto y que también ha sido sancionado.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 6 de noviembre, al término de un encuentro entre el Sporting y el Arouca en el que vencieron los “leones” por 3-0.

Una vez concluido el partido, Carvalho y Pinho mantuvieron una fuerte discusión en los pasillos del estadio de Alvalade que las cámaras del recinto recogieron y que fue después divulgada en televisión.

En la grabación se aprecia cómo, tras grandes aspavientos entre ambos, Carvalho se aproxima a Pinho y le lanza a la cara lo que, según el presidente del Arouca, fue un escupitajo, gesto que propició un desagradable enfrentamiento que obligó a terceras personas a intervenir.

El caso generó un aluvión de críticas en Portugal, donde Carvalho negó siempre haber escupido y aseguró haber lanzado humo de su cigarrillo electrónico.

La controversia concluye hoy con la decisión del Consejo de Disciplina, que no aclara si finalmente fue un escupitajo y suspende también a Pinho durante 20 meses por “daño a la honra y reputación, incitación a la indisciplina, agresión e inobservancia de otros deberes”.

Source link

No hay comentarios