Compartir
General de brigada Francisco Romer López. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./La Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional anunció que durante el recién finalizado el mes de octubre fueron sometidas a la justicia, a través del Procurador de Medio Ambiente,  un total de 31 personas acusadas de contaminación sónica en Santiago.

General de brigada Francisco Romer López. Archivo.

En los operativos antirruidos dispuestos por el general de brigada Francisco Romer López, director regional, atendiendo a denuncias de juntas de vecinos e iglesias de diferentes sectores, se retuvieron la cantidad de 506 cajones con sus bocinas y accesorios.

Las acciones de los agentes policiales fueron dirigidas especialmente contra colmadones, cafeterías, bares, cars-wash, billares, licors-stop, mini-markets, discotecas y terrazas, en cuyos lugares se producían altos ruidos que afectaban la salud auditiva y la tranquilidad de miles de ciudadanos.

Al pasar balance a las medidas adoptadas contra los ruidos, la Policía Nacional dijo que los resultados obtenidos por el momento han sido muy positivos, según se desprenden de las mismas evaluaciones hechas por los representantes comunitarios de los sectores intervenidos por el programa Barrio Seguro, que desarrolla el Ministerio de Interior y Policía.

En la retención de los cajones con sus bocinas y accesorios, además de los agentes del orden público, participaron también brigadas del programa de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA), fiscales adjuntos y de la Procuraduría de Medio Ambiente de esta ciudad.

No hay comentarios