Compartir
Olivo De León. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) intervino en la solución de varios conflictos generados por la designación de personal en distintas áreas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Olivo De León. Archivo.
Olivo De León. Archivo.

Olivo De León, secretario general del gremio, informó que los casos de conflictos se originaron en el Departamento de Comunicación Social de la UASD, en Relaciones Públicas de la Extensión de la academia en Nagua, en San Pedro de Macorís y en Bonao.

El dirigente del SNTP reconoció la receptividad del Maestro Mateo Aquino Febrillet, rector de la academia, y su disposición, primero para escuchar, y después para buscar salida a los problemas generados por las designaciones y cuya solución le planteó el SNTP.

Entre los casos resueltos citó el pago de nueve meses de salarios atrasados aCinthia, Starlin y Eugenio Viguera, quienes fueron nombrados como locutores, pero no se les había pagado los primeros nueve meses de trabajo, aunque cobran sus demás sueldos normales, y el SNTP solicitó los pagos atrasados.

También, el rector repuso la compensación o pago por la labor realizada más allá del horario de trabajo, a Pedro González, coordinador administrativo del Departamento de Comunicación Social, la cual se le había retirado tras cerrar el departamento durante un día de labor, después que Pedro Hernández lo convenciera de adoptar la medida.

Asimismo, agregó que el rector dispuso dejar sin  efecto la designación del profesor de Contabilidad, Leodoro Abréu, como relacionista público del Centro Regional de Nagua, en cuyo cargo le recomendó colocar un periodista de ese pueblo.

Además, nombró al periodista Alberto Cabrera Vásquez, de San Pedro de Macorís, en la extensión de la UASD en esa localidad, lo que le era obstruido a pesar de que fue uno de los que gestionó la  apertura de la academia en esa provincia, para lo cual trabajó, incluso en la consecución de fondos.

Dijo que en Bonao, el rector dejó sin efecto la designación de una persona         que no es periodista en el departamento de Relaciones Públicas de esa localidad y en su lugar designó a un  profesional de la Comunicación Social.

Mientras que los empleados del Departamento de Comunicación Social, no presentaron mayores inconvenientes, ni discusiones con el caso de Yoalquis Cuevas, un periodista trasladado desde el área de diseño de la imprenta de la UASD, debido a que  reconocen que es competente y periodista. El cuestionamiento inicial se produjo porque hay otros profesionales, que son licenciados en periodismo, y no están nombrados como comunicadores sociales, sino en otras funciones, por ejemplo como locutores, y están en la espera de ser promovidos.

El secretario general del SNTP sostuvo que estos casos fueron atendidos por el rector, unos de inmediato y otros casi inmediatos, en tanto que otros fueron dejados para una consideración posterior, como lo es la designación de Manuel Valdez, que era parte de la queja del departamento y quien siendo abogado, aunque unos dicen que también es periodista, se le asignó la función de supervisor de la emisora Radio UASD.

Olivo De León dijo que también le trató la situación de Carlos Tolentino, quien fue designado soporte técnico del departamento de comunicación, y había la queja de que ya había una persona desempeñando esas funciones y no se le tomó en cuenta. Sin embargo, cuando se investigó, se determinó que esa persona no estaba nombrada, sino que  alguien lo colocó en el puesto  con la esperanza de que sería contratado.

Asimismo, afirmó que el rector no atendió la solicitud del SNTP de reponer la compensación al periodista Pedro González, supuestamente porque no desempeñaba ninguna función fuera de su horario de trabajo.

Indicó que el rector de la Alta Casa de Estudios atendió los reclamos del SNTP, durante una entrevista que le concedió después que el secretario general del gremio participara en una reunión del personal del Departamento de Comunicación Social con la dirección de la Asociación de Empleados Universitarios (ASODEMU), donde se expusieron la mayoría de los casos señalados anteriormente.

No hay comentarios