Compartir

Por Rose Mary Santana

Especial/Caribbean Digital

Miami, Florida.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lanzó duras críticas a la  decisión de cinco candidatos presidenciales del Partido Republicano en Estados Unidos, de boicotear, un debate electoral organizado por la cadena televisiva hispana Univisión, según señala la institución periodística.

Entiende el alto organismo con sede en Miami que “esta es una medida insensible y que además perjudica el derecho del público a estar debidamente informado”.

En este sentido, Gonzalo Marroquín, Presidente de la SIP expresó a través de una carta enviada a los candidatos que “nos preocupa el daño que esta actitud hace al proceso democrático que debe ser acompañado por amplitud de criterios e  información”. Más allá de las disquisiciones de los representantes del Partido Republicano y de los criterios editoriales adoptados por Univisión, refiere una nota enviada a este medio por la institución.

Erosión de la Libertad de Expresión en Estados Unidos?

“Nos preocupa profundamente, no es solo la determinación de que se haga un boicot contra un medio de comunicación, lo que de por sí contraviene principios sobre derecho del público a la información y sobre libertad de prensa, sino que lo imponga alguien que en el futuro pueda asumir la misma actitud desde un sillón en la Casa Blanca”, según sostuvo el presidente de la SIP.

Los Hechos

Los candidatos republicanos Mitt Romney, Rick Perry, Jon Huntsman, Michele Bachmann y Herman Cain, se adhirieron esta semana a un boicot contra la cadena de televisión hispana más importante del país, promovido por legisladores de ese mismo partido de la Florida, en solidaridad con el senador federal, Marco Rubio, de origen cubanoamericano.

La controversia surgió luego de que la oficina de Rubio acusara a Univisión de presionarlo para que aceptara participar en un programa en el que se abordaría el tema migratorio, a cambio de suavizar una investigación periodística sobre su cuñado, Orlando Cicilia, sentenciado en 1987 por el delito de narcotráfico, cuando el senador tenía 16 años de edad, indica la SIP.

Univisión, cuya sede central está en Miami, negó la acusación. En el conflicto, no quedó claro por qué los políticos reclamaron estos hechos ahora, cuando la investigación fue difundida el 11 de julio por la televisora, según sostiene la SIP.

Marroquín, Presidente además del diario guatemalteco Siglo 21, dijo que “Creo que los candidatos presidenciales han actuado corporativamente en defensa de uno de sus colegas en medio de consideraciones electoralistas, sin considerar la responsabilidad que les cabe en materia de respeto a la libertad de prensa”.

Además de calificar de “insensible la medida del boicot”, Marroquín consideró desproporcionado que se le haya pedido a Univisión que despida al jefe de Noticias, Isaac Lee, por su responsabilidad en el asunto. “Se trata de una forma indirecta y ‘elegante’ de silenciar a un medio, pero de silenciarlo al fin”.

El Boicot

El boicot fue impulsado a través de una carta enviada al Comité Nacional Republicano por los diputados estatales David Rivera y Carlos López-Cantera y por el presidente del Partido Republicano partido en el condado de Miami-Dade, Erik Fresen. Los políticos también solicitaron una disculpa pública por parte del canal y el despido de su presidente de Noticias, agrega el organismo con sede en Miami.

En un comunicado y en declaraciones a la SIP, Lee negó que haya ofrecido suavizar la información en contra del cuñado del senador ni que Univisión utilizara esa información para presionar la comparecencia del senador en un programa.

No hay comentarios