Compartir
Michael Phelps.

Caribbean Digital

Londres, (PL) Oro número 16 en 200 metros estilos, vigésima medalla en Juegos Olímpicos y todavía con la capacidad de nadar la semifinal de 100 metros mariposa y llegar primero: si es humano, vino de otra galaxia.

Michael Phelps.

Su nombre, ya lo saben todos de memoria, Michael Phelps, este chico que apodan el Tiburón de Baltimore y ha dejado las albercas tan calientes que nadie se imagina que vendrá después. “Ya es lo último de lo último por hacer”, declaró con una amplia sonrisa. Ante la insistencia de los reporteros acerca del significado de su vigésima presea, ratificándose como el mayor ganador de premios en la historia olímpica, Phelps volvió con lo que ya parece una decisión invariable, el retiro.

Bromeamos Ryan (Lochte) y yo antes de la carrera, le dije que sería nuestra última prueba de 200 combinados juntos. El estuvo genial pero yo tenía el remate preparado en el tramo de libre, explicó.

A sus 27 años pudiera pensarlo (…) aunque hay una respuesta tajante: me estoy despidiendo de todo esto, ha sido hermoso, increíble, divertido y bastante sacrificado, se terminó para mi, repitió eufórico.

Y está listo para la final de mañana en los 100 mariposa. ¿Otra medalla?. Sin dudas, seguramente de oro, porque la mariposa se inventó para Michael Phelps.

El brasileño Thiago Pereira, plata en 400 combinados, no pudo ahora en 200 y quedó cuarto, detrás de Phelps, Lochte y el húngaro Laszlo Cseh. “Me agoté en la última parte de la carrera, y el cuarto puesto reitera lo anterior de Atenas y Beijing”, admitió.

Mejores cosas rondan el ambiente para Brasil este viernes. En semifinales el de las nubes, César Cielo y su compatriota Bruno Fratus resultaron vencedores en los dos heats semifinales, con cronos de rango de 21,54 y 21,63 segundos, respectivamente.

Para redondear el panorama de la natación, el sexto récord del mundo en Londres-2012, de la estadounidense Rebecca Soni (2,19,59 minutos), superior al implantado ayer de 2,20,00 en 200 metros braza.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...