Julio César García Cruceta, secretario general de SINATRAE, dijo que con la unidad y la lucha logran objetivos.

JOSÉ ALFREDO ESPINAL

joseespinal.hoy@gmail.com

SANTIAGO.- Después de una semana del cierre y la militarización de la oficina del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enfermería (SINATRAE) en el hospital José María Cabral y Báez, las autoridades de Salud Pública decidieron reabrirla este martes ante las protestas de los profesionales del sector salud.

Julio César García Cruceta, secretario general de SINATRAE, dijo que la oficina fue devuelta al gremio de la enfermería por medio de la intermediación de algunas autoridades con la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro.

Además, García Cruceta informó que este miércoles a las 8:00 de la mañana una delegación se reunirá con el doctor Rodríguez Monegro para discutir una ruta de cumplimientos de acuerdos pendientes, tales como establecer fechas para la aplicación  de la nueva tabla de incentivos en tiempo en servicio y el pago de incentivos a la distancia.

Asimismo, en la reunión tratarán el compromiso de nombramiento de personal de enfermería que está por contratos en los hospitales.

“Mañana (miércoles) vamos a dialogar de manera concreta y a discutir el nombramiento de más de 1,500 enfermeras en los próximos meses y por eso FEDOSA y SINATRAE ha decidido dejar sin efecto el llamado a un paro por 48 horas”, afirmó.

García Cruceta dijo que con la lucha y la unidad con la responsabilidad han logrado superar esta crisis y recuperar la oficina del gremio en el Hospital José María Cabral y Báez.

Se recuerda que desde hace meses el personal de enfermería de la región del Cibao que, además del Cabral y Báez, incluye otros centros públicos hospitalarios como el hospital infantil Arturo Grullón, el Seguro Social (Presidente Estrella Ureña), los centros periféricos y otros de la provincia y zonas aledañas.