Compartir
El actor estadounidense Charlie Sheen.

Caribbean Digital

Fuentes: AFP/Yahoo.es

El actor estadounidense Charlie Sheen, muy cuestionado por sus borracheras y su consumo de drogas, prometió este lunes demandar a los productores que cancelaron el popular programa televisivo que protagoniza, reclamó un aumento de 50% de su sueldo y rompió con su publicista.

El actor estadounidense Charlie Sheen.

La estrella televisiva, que estuvo hospitalizado en enero después de una mega-fiesta en su casa de Los Angeles, rechazó también la preocupación de su padre, el actor Martin Sheen, afirmando que decía “tonterías de locos”.

En una serie de entrevistas televisivas durante el fin de semana, Sheen, de 45 años, dijo que la cadena para la que trabaja, CBS, y los productores de su show –“Two and a Half Men”– van a tener que pagarle por haber cancelado el programa antes de que terminara su octava temporada.

“Yo voy a terminar la serie, incluso voy hacer una décima temporada si quieren hacerla conmigo, pero en este momento, por el estrés psicológico -Dios mío-, son tres millones de dólares por episodio”, dijo el actor que actualmente gana dos millones por capítulo.

“Tómenlo o déjenlo”, agregó ante las cámaras de NBC.

“Mira lo que me están haciendo pasar. Porque ahora estoy sin pago. Estoy cansado de que pretendan que yo no soy especial”, agregó.

Preguntado por ABC News qué pretendía como indemnización, respondió entre risas: “Un montón”.

“La verdad es que van a tener que ponerlo en una balanza e irse, ‘un poco más, un poco más, agreguen algo de oro. ¡Bingo!'”, agregó.

“Estoy aquí para recoger”, dijo. “Van a perder. Van a perder en un tribunal”.

Sheen, padre de cinco hijos, fue entrevistado en su casa, acompañado por dos amigas, a quien identificó como “las diosas”.

No se disculpó por su supuesto uso de drogas al describir sus fiestas como “épicas”, aunque reconoció que la última vez que tomó drogas, fue “más de lo que alguien podría (tomar y) sobrevivir”.

Repitió que ha logrado detener sus adicciones gracias a su fuerza de voluntad y dijo que nunca le ha temido a una sobredosis.

“Morir es para los tontos”, dijo a ABC. “Soy demasiado inteligente. Demasiado inteligente para hacer eso. Lo siento por los chicos a quienes le pasó eso (la sobredosis). Uno tiene que leer las instrucciones antes de presentarse en una fiesta”, apuntó.

Luego, en una entrevista transmitida en vivo por internet en el sitio especializado en famosos TMZ, arremetió contra su padre, quien la semana pasada expresó su preocupación por su hijo con problemas y dijo que la familia estaba orando por él.

“Con todo respeto lo dejo mantener esas creencias y opiniones. Yo no las apoyo… Creo que son tonterías de locos”, dijo.

Horas después de esta serie de entrevistas realizadas el lunes, su publicista Stan Rosenfield anunció que lo abandonaba.

“He trabajado con Charlie Sheen durante mucho tiempo y me preocupo mucho por él. Sin embargo, en este momento, soy incapaz de trabajar con eficacia como su publicista y he renunciado respetuosamente”, dijo en un comunicado.

CBS canceló la producción de “Two and a Half Men” a causa del comportamiento del actor, internado en cura de desintoxicación y autor de palabras consideradas escandalosas contra el creador de la serie, Chuck Lorre, en varios medios estadounidenses.

Tras la cancelación del popular programa, Sheen ofreció declaraciones donde se refirió a Chuck Lorre utilizando la traducción en hebreo de su nombre, Chaim Levine y fue acusado de haber sido antisemita.

Pero Charlie Sheen, cuyo verdadero nombre es Carlos Estevez, contestó: “Cada vez que alguien me llama Carlos Estevez, ¿debería etiquetarlo de anti-latino?”.

Abraham H. Foxman, director de la Liga estadounidense Anti Difamación, condenó el viernes las declaraciones del actor, tras afirmar que “al utilizar el nombre judío del productor de televisión Chuck Lorre en sus declaraciones coléricas contra él, Charlie Sheen da la impresión de que una de las otras razones de su antipatía hacia Lorre es que es judío”.

No hay comentarios