Compartir
Miguel Vargas Maldonado en una jeepeta Mitsubishi Montero Acento.com.do/Archivo

Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La jeepeta Mitsubishi Montero, blanca, supuestamente regalada por José David Figueroa Agosto a Miguel Vargas Maldonado es uno de los temas que no se responde en la aclaración hecha el domingo por el presidente del Partido Revolucionario Dominicano ante las informaciones divulgadas por el diario Hoy, Acento.com.do y otros medios.

Miguel Vargas Maldonado en una jeepeta Mitsubishi Montero
Acento.com.do/Archivo

¿Dónde quedó el vehículo, si realmente existió o fue cierto que se produjo el regalo? Si quedó en manos de Miguel Vargas Maldonado o en manos de alguien del Partido Revolucionario Dominicano, es un asunto que se desconoce.

En su campaña electoral, Vargas Maldonado utilizó una jeepeta Mitsubishi Montero blanca, en varios de los recorridos que hizo por diversas zonas del país. En la campaña electoral del 2008, promoviendo su candidatura en la provincia de Monte Plata Vargas Maldonado aparece montando una jeepeta Mitsubishi Montero, blanca, parecida a la mencionada por Sobeida Félix Morel.

Vargas ha negado que conociera o se reuniera con Figueroa Agosto. Lo que dijo Sobeida es que recibió en efectivo 300 mil dólares y una jeepeta. Sobre la entrega del vehículo Morel Félix lo dijo en la parte final de su declaración bajo firma notarizada, de este modo:

“También le regaló una jeepeta Mitsubishi Montero, color blanco, la cual utilizó en la campaña de 2008 y sale en un anuncio de televisión. La misma fue comprada por Ivanovich Smester, Juan José Fernández Ibarra o Sammy Dahuajre, no recuerdo”.

Acento.com.do recibió fotografías en donde Vargas Maldonado aparece en una jeepeta Mitsubishi Montero, blanca.

No está confirmado que ese sea el vehículo, pero es una coincidencia. El color blanco es el color del PRD.

Los vehículos donados a los candidatos son los que reciben más “trotes” en la campaña, mientras que los vehículos de uso privado se protegen de esos avatares.

No hay comentarios