Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.-   La Organización Mundial de la Salud recomienda que las personas realicen ejercicios físicos a diario y aconseja que los individuos con edades entre 5 y 17 años deben hacerlo por lo menos durante una hora cada día.  Según este centenario organismo global de sanitario una buena nutrición combinada con el ejercicio físico regular es un elemento fundamental de la buena salud.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

El sedentarismo ha sido calificado como el factor de riesgo de muerte más importante en el mundo. Debido a que los adultos mayores es el grupo con más tendencia al sedentarismo es necesario promover la actividad física en ellos, pues mejora la capacidad de movimiento y el funcionamiento muscular. Según la Organización Munidal de la Salud en este segmento poblacional es una excelente forma de prevención de enfermedades crónicas degenerativas.

Debido a la importancia de esta actividad para la buena salud debemos exigir a las autoridades nacionales y locales que se construyan diversos espacios para deportes en cada barrio o urbanización nueva que se apruebe en un país.  Así garantizamos lugares saludables para el esparcimiento sano y la buena convivencia humana.  Esta condición debe estar establecida desde el momento del diseño y si es un barrio hecho sin planificación se le debe exigir que tenga un espacio para tales fines.

El ejercicio físico mederado y coordinado por un profesional de la salud ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, las grasas dañinas en la sangre (colesterol LDL y triglicéridos), el peso, el estrés y la tensión arterial.  Por otro lado, aumenta la autoestima, la fuerza, flexibilidad y masa muscular.  También sube los niveles  del colesterol bueno en sangre (HDL), lo que es muy beneficioso para la salud cardiovascular.

La actividad física no solo  es buena para la salud física, también ayuda a compartir con los demás, socializar los problemas y buscar solución conjunta.

Si la persona no quiere someterse a un programa riguroso de ejercicio puede tener otras opciones más prácitcas y sencillas que no demandan de dedicación de tiempo en especial como subir y bajar escaleras en vez de usar el ascensor, ir de compra caminando, bailar, nadar, caminar por el parque mientras se conversa con amigos o familiares y montar bicicleta.  Muchos prefieren jugar baseball, basket ball, football y tenis, por lo menos cuatro días a la semana durante media hora.

Algunas recomendaciones antes de empezar a hacer ejercicio físico.

Es recomendable que la persona vaya a consultar con su médico para que éste le realice los análisis de laboratorio y los estudios correspondientes, además de hacerle su exámen físico.  Luego de interpretar los resultados el profesional de la salud determinará si el individuo está en condiciones de hacer ejercicio físico y qué tipo de éste está en capacidad de realizar de acuerdo a sus condiciones de salud.  Nadie debe empezar a realizar ejercicios físicos ni a practicar un deporte sin las recomendaciones del galeno.  En los casos en que haya una condición especial la persona debe darse el seguimiento necesario para determinar el efecto de la actividad física sobre su salud y reprogramar la misma.

Lo correcto es estar bien hidratado antes de empezar a realizar ejercicios físicos y se puede hacer con agua o jugo, preferiblemente de frutas frescas.  También se puede comer frutas frescas media hora antes de iniciar la actividad, pues éstas aportan energía con los carbohidratos que contienen e hidratan con la gran cantidad de líquido que forma parte de su constitución.  Esto, además de ayudar para una buena hidratración y carga energética, proveé un mayor rendimiento y resistencia en el ejercicio físico.

También es importante que la persona haya descansado y dormido lo suficiente la noche antes para que pueda resistir bien el ejercicio físico pues al aumentar el metabolismo necesita, además de incrementar la energía, que su organismo esté bien equilibrado.

Siempre se deben respetar las reglas del calentamiento para evitar lesiones de músculos, tendones y huesos.  Empezamos el ejercicio físico lento y luego vamos acelerando hasta llegar a un máximo de intensidad y velocidad para entonces empezar a reducir ambas.  Lo ideal es dividir el tiempo en tres segmentos iguales.  De manera que si vamos a hacer una hora de actividad física, los primeros 20 minutos los realizamos de calentamiento y se va acelerando, los 20 minutos siguientes se hacen a mayor intensidad y velocidad y el resto del tiempo se va reduciendo de manera escalonada hasta que se complete la hora.

No hay comentarios

Deja un comentario...