Compartir
Foto de archivo

Jose A. Toribio

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- La falta de agua y el mal estado de las calles son el principal dolos de cabeza que por más de 20 años han afrontando los habitantes de los barrios Tamaridno, la Paz y La Mina de Hato del Yaque.Calles

En ese sentido tanto comerciantes como amas de casa dicen no aguantar más la situación ya que a cada momento tienen que salir de urgencia con sus hijos hacia el médico producto de la polvareda, mientras que el comercio también ha sufrido su consecuencia.

Dijeron que en varias ocasiones hemos reclamado la reparación de sus vías principales, mejoría en el suministro de agua potable y energía, así como sistema cloacal, escuelas, servicios de salud, seguridad pública y otras necesidades  básicas, sin encontrar respuestas.

Agregan el agua a la que pueden tener acceso, sumada a la polvareda de la localidad, son vectores de enfermedades.

“Si tu  no da entre 50 y 60 pesos por una tanque de agua a los camiones, no puede ver una gota del preciado liquido en todos el día, porque si es por INAPA nos secamos esperándola”, expresó el señor  Míguelo González, residente en la comunidad.

Expresó que en tres ocasiones han visitado la junta distrital, donde, les ha prometido ejecutar el asfaltado, pero que hasta el momento esto no se ha cumplido.

Explico que la situación de las calles afecta no sólo el libre acceso de los vehículos y peatones, sino que también provoca problemas de salud debido al polvo que emanan con el paso de los vehículos.

“Ahora las calles están en peores condiciones porque removieron tierra que dejaron dispersa y la situación con el lodo es más difícil, ya no aguatamos mas esta situación queremos que venga a arreglarla”,  expuso González.

Dijo que espera que las autoridades ponga fin a estos problemas que por mas de dos décadas están afectado a estos sectores y han producidos muchas enfermedades.

No hay comentarios

Deja un comentario...