Compartir
Rivaldo

Caribbean Digital

SAO PAULO, (AP).– Rivaldo, que se destacó en la selección brasileña y en Barcelona, se retiró oficialmente del fútbol después de una carrera de 24 años que según dijo fue fruto de un milagro que le permitió superar decepciones y necesidades.

Rivaldo
Rivaldo

Rivaldo, que ganó la Copa Mundial con Brasil en 2002, no jugaba al más alto nivel desde hacía varios años y finalmente decidió retirarse el sábado anunciándolo en Twitter e Instagram.

El jugador del año de la FIFA en 1999 venía jugando ocasionalmente para un club menor brasileño, Mogi Mirim. Se cree que se quedará como presidente en ese mismo club, donde juega su hijo de 18 años.

“Con lágrimas en los ojos quisiera en primer término agradecer a Dios, mi familia y todo el apoyo y afecto que he recibido durante estos 24 años como jugador”, dijo en un mensaje publicado en portugués e inglés. “Hoy comunico a todos mis seguidores en el mundo que mi historia como jugador toca a su fin”.

El talentoso armador se destacó en Brasil y en el exterior en los años 90, cuando ganó dos ligas españolas y la Liga de Campeones de 2003 con el Milan, que fue su último club europeo de primer nivel antes de jugar en Grecia para regresar finalmente al fútbol brasileño hace cuatro años.

El último club grande brasileño en el que se alineó fue Sao Paulo en 2011, pero quedó libre después de una etapa poco exitosa en la que jugó poco para el seis veces campeón nacional. Antes de volver al Mogi Mirim, el equipo que lo lanzó a la fama en 1994, Rivaldo jugó para Kabuscorp en Angola y para Sao Caetano en Brasil, del que se fue el año pasado con una molestia en una rodilla.

En una síntesis de su carrera dijo que experimentó “muchos obstáculos, desafíos, renuncias, anhelos” pero también “grandes alegrías, logros, crecimiento y cambio” que le permitieron concretar un sueño lejano.

“Desarrollé mi carrera en base a un milagro, viviendo en (la pequeña ciudad de) Paulista, sin recursos financieros, sin otro incentivo que mi familia, desacreditado por médicos y entrenadores”, agregó. “Con persistencia, dedicación y especialmente con la mano de Dios, llegué a ser reconocido como el mejor jugador del mundo y campeón mundial”.

Rivaldo publicó además una foto suya con lágrimas en los ojos junto a su hijo Rivaldo Jr. El mes pasado jugó junto con su hijo y dijo que había cumplido un sueño distante.

Rivaldo también jugó en Brasil para Palmeiras y Corinthians, en España con Deportivo la Coruña, en Grecia con Olimpiacós y AEK Atenas, y en Uzbekistán para Bunyodkor.

No hay comentarios

Deja un comentario...