Compartir
Monumento a los Héroes de la Restauración. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- La decisión de la alcaldía de esta ciudad, de volver a crear nuevas rutas del transporte urbano y autorizar el aumento de franjas en otras, provoca un enfrentamiento con la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT) institución que la mañana de este lunes elevó un recurso de oposición en la fiscalía de aquí.

Monumento a los Héroes de la Restauración. Archivo.

El sindicalista Juan Marte, presidente de esa entidad choferil, acompañado de otros dirigentes, se presentaron al despacho de la fiscal Luisa Liranzo, depositando un documento mediante el cual se rechaza las pretensiones del alcalde Gilberto Serulle.

En el recurso legal interpuesto contra las pretensiones del cabildo, Marte asegura que ya el Concejo de ediles aprobó incluir 30 franjas en la ruta “C” y se creó la ruta “DC”, que originalmente comenzaría a operar con 100 vehículos, para cubrir la ruta desde la rotonda del ensanche Libertad hasta el centro de la ciudad, pasando por los barrios Buenos Aires y Los Salados.

En adición, se planifica integrar 60 franjas en la ruta “A”; 36 en la “M” y algo similar en la “O”, en cuyas pretensiones Marte vincula a Rolando Sánchez, presidente del Concejo Municipal.

El presidente de la CNTT estimó que con lo que denominó “festival de franjas”, el cabildo santiaguense está provocando un caos en el transporte urbano, porque la cantidad de usuarios de ese servicio es inferior a la oferta de las rutas de concho.

Señaló que, de ponerse en práctica las nuevas rutas y el aumento de otras, provocará mayores inconvenientes en el tránsito de vehículos y peatones, especialmente en el centro de la ciudad, donde convergen los carros del concho.

Asimismo, consideró que se verán afectadas las personas propietarias de las actuales franjas “por lo que estamos elevando este recurso de oposición, con el objetivo de acabar con el relajo que hay en el Concejo de ediles”.

Para agregar que el transporte, que años atrás era en gran medida para dar servicio a la ciudadanía “ahora se ha convertido en un negocio vulgar desde la Sala Capitular de Santiago”.

No hay comentarios