Compartir
Marino Zapete. Archivo

Caribbean Digital

 

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La Roxana Vásquez Febrillet rechazó este viernes la demanda por supuesta difamación e injuria que sometió el ex capitán policial Benito Arturo Pellerano Vásquez contra el periodista Marino Zapete Corniel.

Marino Zapete. Archivo
Marino Zapete. Archivo

“Los periodistas tienen el derecho a dar a conocer las informaciones suministradas por las instituciones y sus voceros acreditados”, dijo la jueza.

El portavoz de la Policía Nacional, Máximo Báez Ayabar, testificó ratificando que las informaciones que divulgó el periodista Zapete, en su programa El Jarabe, que se transmite por Tele Radio América, canal 45, fueron basadas en documentos oficiales de la institución del orden.

En su demanda el ex oficial reclamaba que el periodista Zapete  sea condenado al pago de una indemnización de RD$100 millones. Igual condena pedía para el empresario Luis García, propietario de Tele Radio América.

La abogada Laura Espaillat Lora, que representó a Marino Zapete, expuso la necesidad de garantizar el derecho de los periodistas a comentar y difundir informaciones obtenidas en las fuentes noticiosas oficiales.

El historial del demandante

El ex capitán de la Policía Nacional, Benito A. Pellerano Vásquez, que sometió al periodista Marino Zapete por alegada difamación, fue expulsado de las filas policiales por haber estafado a un grupo de ciudadanos por más de 24 millones de pesos.

El oficial no pudo mostrar ningún documento que avale la inversión que hizo con los montos recibidos, “conducta que no se corresponde con el comportamiento que debe observar un caballero oficial de nuestra institución”

En el Oficio Número 24874, de fecha 9 de agosto de 2012, enviado por la jefatura de la Policía Nacional al presidente de la República, se recomienda la cancelación del nombramiento del entonces capitán Pellerano Vásquez, según se expone a continuación:

“Recomendación de cancelación de nombramiento del capitán BENITO A. PELLERANO VÁSQUEZ, P.N., por el hecho de haberse determinado mediante investigación efectuada por la Dirección Central de Asuntos Internos, que el mismo tiene contraída una deuda con los señores Claudia Raquel Inmaculada Carbuccia De Castro, Ivelisse Dolores Ornes de Aybar, Rubén Darío Aybar  De Castro, William Máximo Staffeld Gómez y Antonio Federico Marchena Martínez, des hace varios años, firmándoles sendos pagarés notariales en los que se comprometió a realizarles pagos mensuales en base a los intereses de sus respectivos capitales, y al término de la fecha de cada uno de los documentos, proceder a la devolución de sus capitales, cuyo monto total asciende a la suma de RD$24, 520,000.00 (24 millones 520 mil pesos dominicanos), dinero que el oficial alega no tener la posibilidad de pagar, en razón de que no posee propiedades que hayan sido compradas mediante su situación de liquidez transitoria que le afecta”.

Agrega que el oficial no pudo mostrar ningún documento que avale la inversión que hizo con los montos recibidos, “conducta que no se corresponde con el comportamiento que debe observar un caballero oficial de nuestra institución”.

La solicitud de cancelación del capitán Pellerano Vásquez fue aprobada por el pleno del Consejo Superior Policial.

El día 16 de agosto de 2012 se hizo efectiva la cancelación del oficial policial, según consta en una certificación emitida el 23 de agosto del mismo año, firmada por el coronel Rafael A. Cabrera Sarita, Director Central de Recursos Humanos de la Policía Nacional.

Según el expediente que la Policía Nacional llevó instrumentó al capitán Pellerano Vásquez, luego de que fuera denunciado ante sus superiores por los ciudadanos Claudia Raquel Inmaculada Carbuccia De Castro, Ivelisse Dolores Ornes de Aybar, Rubén Darío Aybar  De Castro, William Máximo Staffeld Gómez y Antonio Federico Marchena Martínez, la situación de supuesta “iliquidez transitoria” no pudo ser demostrada por el oficial entonces bajo investigación.

La situación de “iliquidez transitoria”, según el expediente, “no pudo ser demostrada..ya que el mismo no ha presentado documento alguno que pueda avalar y justificar las inversiones realizadas con el dinero tomado en calidad de préstamo a los denunciantes, situación por la cual sus denunciantes consideran que han sido objeto de una estafa por parte del oficial de la Policía Nacional”.

El expediente policial también subraya que se pudo determinar que, aunque el capital Pellerano Vásquez se presentaba como propietario de una oficina de Asesores y Consultores de Inversión de Capitales, registrada como Ortiz y Pellerano, ubicada en la avenida 27 de Febrero no 495, en la Torre Empresarial Forum, Suite 5-F, El Millón, Distrito Nacional, las operaciones mediante las cuales captó dinero de los clientes que lo acusaron de estafa no fueron hechas a través de esa oficina, sino de manera personal, asumiendo la responsabilidad el propio oficial policial.

 

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...