Compartir

La reacción de la Vicepresidente Margarita Cedeño de Fernández ante la expresión de su compañero de partido e igual del comité político del Partido de la Liberación Dominicana, Félix Jiménez, pareció más que una respuesta una imputación, el cobro de una deuda pendiente. La expresión de Jiménez, fundador y uno de los más antiguos en ser “ranqueado” en el poderoso CP, de que el Vicepresidente de la República solo tiene mando para disponer lo que se cocina en su casa, sacó de sus casillas a la segunda al mando, la que se dio por aludida y respondió ubicándolo en el núcleo de los resentidos y cavernícolas. Parece que la doctora Cedeño se la tenía guardada a Felucho y la oportunidad llegó ayer.

Fuente de noticia

No hay comentarios