Compartir
Familia, quien es ciudadano americano, está acompañado de sus hijas y su abogado.

Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO./Miguel Familia, el hombre que demandó a la embajada estadounidense en el país alegando que los resultados de una prueba de ADN destruyeron su familia, se encadenó este martes en la legación diplomática en “reclamo de justicia”.

Familia, quien es ciudadano americano, está acompañado de sus hijas y su abogado.

Familia, quien es ciudadano americano, está acompañado de sus hijas y su abogado. Tiene un cartel en inglés colgado al cuello en el que pide al presidente de esa nación, Barack Obama, que se haga justicia con su caso.

Dijo que permanecerá encadenado en el lugar en espera de que la embajada le dé una respuesta a su caso.

Además de la embajada, Familia demandó a la clínica  Testing & Research en Estados Unidos y al director del Centro de Visas por el “error” en la prueba de ADN a una de sus hijas que, en principio, arrojó negativo a la prueba de paternidad, lo que reiteró provocó serios problemas en su matrimonio, que se destruyó.

Carlos de la Rosa, su abogado, señaló que la embajada está protegiendo a la directora de la clínica en los EEUU “porque maneja la información de que supuestamente ella trabaja para la fiscalía de esa nación”.

El expediente es conocido en la Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Distrito Nacional, cuya jueza Yokaury Morales, fue recusada el 13 de noviembre por el demandante alegando que ésta había amenazado con “fallarle en contra” si continuaba ventilando el caso en los medios de comunicación.

El conocimiento del caso fue sobreseído por la jueza suplente Candy Marcial, hasta tanto una corte de apelación decida sobre la recusación.

 

Fuente: El Caribe

No hay comentarios