Compartir
Gran Teatro del Cibao. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.-    El director del Gran  Teatro del Cibao, Lincoln López,  denunció  una serie de  irregularidades  en  el departamento  administrativo de  la institución y amenazó con renunciar si no son cancelados los responsables.

Gran Teatro del Cibao. Archivo.

Lincoln dijo que había cinco personas  involucradas  y que los nombres lo iba a revelar el Miinisterio de Cultura a quien le entregó un   informe  de  una auditoria que  se  hizo  y que reveló dicha anormalidad.
Explicó que contrató a una firma de auditores en Santo Domingo  y que ahí salió a relucir la anomalía en millones de pesos.
“La firma de auditores  Abreu, Vásquez & Asociados, audito los balances financieros  del Gran Teatro del Cibao donde en su informe indican que ciertamente en la oficina administrativa hay una mafia compuesta por cinco personas que detenien el progreso del Gran Teatro del Cibao y que ponen en peligro nuestra gestión”, dijo.
Indicó que de esas personas no ser canceladas  o removidas del teatro  él  se va, porque no tiene nada que  buscar, ya que se considera un  hombre serio  y de una moral  intachable.
“Lo incleible es que esas  irregularidades son mi gestión y no voy a permitir que siga sucediendo, teniendo  gente que  no le importe  la pulcritud de mio gestión. Yo las voy a cancelar desde este  momento y si esa cancelación no es aceptada por el Ministerio de Cultura, el que se va  soy yo”, sostuvo en una rueda de prensa ofrecida en los jardines del Teatro.
Aunque no reveló los nombres de las personas  que supuestamente serian responsables de una malversación de  fondos,  Lincoln, aclaró que  en los próximos días esos nombres serán dados a conocer a la prensa.
En el año 2010, tras varios escándalos de corrupción fue cancelada la directora  Gina Rodríguez, quien canceló a cinco miembros del  personal administrativo.
En ese embate  los empleados  llevaron una lucha campal  en la parte frontal del GTC alegando  falta de pulcritud y arrogancia de la directora de la entidad estatal.
En aquella oportunidad el Ministerio de Cultura  ordenó  una investigación donde daría un  informe  detallado para dar con los responsables de esos hechos, pero  nunca ese  informe fue  dado a conocer quedando en el olvido dicho acto que puso en peligro varias presentaciones artisticas, tanto nacionales como internacionales.

LA AUDITORIA
Sin embargo, en el dictamen que se le entregó a la prensa,  la firma de auditores Abreu, Vásquez  y Asociados, firmado por el contador Público Autorizado, Daniel Antonio Abreu Vásquez, no expresa ni informa alguna anomalía en la auditoría comprendida desde el 1 de noviembre del  20120 al 31 de octubre del 2011.
“En nuestra opinión, los balances financieros presentan razonablemente, la importancia de la posición financiera de la institución al  31  de octubre del  2011, y de los resultados de sus operaciones para el año que terminó en esa  fecha”.

No hay comentarios