Compartir
Varios obreros del Ayuntamiento de Santiago mientras retiran basuras de unas de las calles de Santiago.

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- A pesar de las críticas a la Alcaldía local por firmar un contrato con la empresa puertorriqueña Con Waste, con lo cual busca resolver la problemática de la recogida de los desechos que arropan la ciudad, la medida, sin embargo, están dando resultados positivos.

Varios obreros del Ayuntamiento de Santiago mientras retiran basuras de unas de las calles de Santiago.
Varios obreros del Ayuntamiento de Santiago mientras retiran basuras de unas de las calles de Santiago.

Desde que la empresa boricua asumió el control en la recogida de basura, los barrios y urbanizaciones de Santiago están más limpios, ya que a cada momento pasa un camión recolector, lo que se evidencia a simple vista.

El cúmulo de basura se había incrementado por deficiencia en el servicio de las empresas  Esensa y Urbaser, las cuales fueron ambas adquiridas por Con Waste, aunque no se dijo cuántos millones envolvieron la transacción.

De acuerdo a las informaciones, a la compañía Con Waste se le exigió poseer capacidad técnica y económica, flota vehicular nueva o en óptimas condiciones y presentar la fecha formal para iniciar sus operaciones.

Asimismo, ofrecer la posibilidad de reciclaje al depósito final en el eco parque de Rafey, campaña de concienciación y equipamiento para la pre-clasificación de los desechos, y ofrecer oportunidades a los ciudadanos de este municipio mediante su participación en el programa de aseo de la ciudad.

La compañía boricua, que preside Carlos Contreras Moreno, brinda servicios a 20 comunidades de Puerto Rico incluyendo Ponce y Toa Baja.

El contrato de recolección entre el cabildo y las empresas Esensa y Urbaser establecía el pago de US$24.83 por tonelada de basura, por lo cual recibían un promedio mensual de RD$3 millones.

Ambas empresas tenían la responsabilidad de recoger 650 toneladas de basura, pero sólo retiraban 250, lo cual se reflejaba con los vertederos en la ciudad.

 

No hay comentarios