Compartir
Richard Miguel Cruz del Rosario.

Por Rose Mary Santana

Especial/Caribbean Digital

“Hacerle un sandwich media noche al presidente Barack Obama, transformó por completo mi vida y la de mis familiares. Ahora me llaman de manera jocosa el cheff presidencial”, Richard M. Cruz.

San Juan, Puerto Rico.-–El presidente de los Estados Unidos Barack Obama, durante su reciente visita a la Isla del Encanto, la cual tenía como objetivo principal la recaudación de fondos de su campaña con miras a las elecciones presidenciales de noviembre del año próximo, varió su agenda del día, efectuando una parada como cualquier parroquiano en la repostería Kasalta, donde labora el dominicano Richard Miguel Cruz del Rosario.

Richard Miguel Cruz del Rosario.

Es así como, “Moreno”, como le llaman cariñosamente todos sus amigos cercanos, se convirtió en una de las personalidades más mencionadas por medios locales e internacionales, cuando sin proponérselo, en su función de supervisor del área de lunch de la referida repostería, hubo de preparar el sándwich “media noche” para un cliente muy especial, el presidente de Estados Unidos Barack Obama.

Relata Cruz que “usted no sabe lo que me ha pasado lo califico como algo muy grande en mi vida, soy de Santiago de los Caballeros, específicamente de Gurabo y llegué a Puerto Rico hace unos 5 años, cuando mi madre Juliana del Rosario, me solicitó mi residencia”.

“Para mi que inicio mi trabajo a partir de las 5:00 de la mañana, todos los días, este martes  14 de junio, era un día normal, aunque todo Puerto Rico estaba atento a la llegada de Obama”.

“Me encontraba a eso de la 1:09 de la tarde en mi lugar de trabajo, cuando escuchó un movimiento de vehículos y personas que llegaban a la repostería Kasalta y de inmediato, pregunto a mis compañeros qué es lo que está pasando”. Kasalta está ubicada en Ocean Park.

“Atónito, me dicen, llegó Obama a almorzar”, a lo que este humilde trabajador como son todos los dominicanos, añade, “me quedé pasmado, hasta la cajera que lo atendió se puso nerviosa”, según sostiene Richard Cruz.

Obama pidió cuatro sándwiches del tipo media noche, los cuales fueron preparados por este joven dominicano que dejó sus estudios del 8vo semestre de medicina en la Universidad Tecnológica de Santiago, según narró a este diario.

“El presidente Barack Obama, pidió primero ver el menú, escogió pedir los sándwiches media noche y al preguntársele que quería para tomar, dijo que una botellita de agua. También preguntó sobre que eran las croquetas y pagó con tres papeletas de US$20.00, es decir con US$60.00. El total de su consumo era de unos US$34.70 más o menos. El propietario de este negocio, el señor Jesús Herbón de nacionalidad española y quien es un gran ser humano, le dice al presidente que no pague nada, pero el mandatario no quiso”.

Añade Richard que “Obama dijo que quería ser tratado como un ciudadano común y así lo hizo. Se sentó en una mesa y compartió su almuerzo con el presidente del Partido Popular Democrático, PPD, Alejandro García Padilla y además con un ciudadano común de nacionalidad peruana, quien estuvo sentado en la misma mesa que Obama”.

Richard Miguel Cruz del Rosario, dice que desde ese día, su celular no cesa, amigos y conocidos se han unido a través de las redes sociales como Facebook y los medios locales en internacionales, tratan de hacerle entrevistas sobre el tema.

“El servicio secreto de los Estados Unidos, nunca fue a la cocina a supervisar la manera en que Richard Cruz hacía este sandwich. Tampoco en ese momento, ningún cliente fue invitado a dejarle el espacio a Obama, por el contrario, todos pudieron compartir sus respectivos almuerzos en el mismo lugar que el presidente de los Estados Unidos”, increíble para mi! Sostiene el dominicano.

El sándwich que degustó Obama en Puerto Rico, “tenía pernil (cerdo), jamón dulce, una rodaja de queso suizo por encima, mostaza y pepinillo, en pan que se hace directamente en esta panadería”. Adjunto a mi en mi departamento trabajan también otros cuatro ciudadanos de República Dominicana” añade con entusiasmo, Cruz.

Con un marcado acento dominico-boricua, Richard detalla que “el se comió la mitad del media noche. Antes de irse de la panadería, nosotros quisimos tomarle una foto, pero el servicio secreto nos dijo, vengan  todos que el presidente se va a tomar una foto con el propietario y ustedes, para sorpresa de nosotros y de las decenas de periodistas de todas partes que estaban allí” explicó Cruz.

Este humilde joven, aspira a convertirse en un afamado médico, ya sea en su país de origen o en Puerto Rico, ya que se registró de nuevo en la Universidad Sagrado Corazón, está casado con la también dominicana Milka Martínez, quien se encuentra en el 7mo. mes de gestación.

“Parece que me persiguen los presidentes, púes de manera coincidencial, mi familia vive en Gurabo, al lado de la casa del ex presidente Hipólito Mejía. Este hecho me ha parecido una experiencia inolvidable que a lo mejor se pueda repetir algún día, púes el ser humano nunca sabe el futuro”, finalizó Richard Miguel Cruz del Rosario.

No hay comentarios