Compartir
Fernández Domínguez. Archivo.

Desde mi Trinchera.

Félix Jacinto Bretón

Especial/Caribbean Digital

En esta entrega quiero referirme a dos gigantes de América y el mundo, dos titanes, dos combatientes revolucionarios, dos auténticos  luchadores anti-imperialistas. Uno nació en Niquinohomo, un campo de Masaya,  Nicaragua, y el otro en La Damajagua, un campo de Esperanza, provincia Valverde, República Dominicana.

Fernández Domínguez. Archivo.

Ambos nacieron en tierras distintas y vivieron  en épocas distintas pero, tanto el uno como el otro, lucharon por la misma causa, combatieron por el mismo ideal y cayeron “de cara al sol” -como mueren los valientes- los dos asesinados por los enemigos eternos  de los pueblos.

Hablo de Augusto César Sandino, “el General de Hombres Libres”, y del Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, el “soldado del pueblo y militar de la libertad”.

Esta semana a los dos los recordé: A Sandino, porque asistí el miércoles  a la designación de una avenida de San Francisco de Macorís con su nombre, lo que se hizo en el populoso  y combativo sector de San Martín. A Rafael Tomás, porque el pasado jueves se cumplieron 46 años de su muerte, durante un asalto al Palacio Nacional.

Sandino es uno de los principales patriotas nicaragüenses ya que, desde sus años de adolescencia y juventud, se entregó por completo a la lucha por la libertad plena y en defensa de la libre autodeterminación de los pueblos.

Había nacido justamente el 18 de mayo de 1895 en el seno de una familia campesina. Su madre era indígena. Pero, con todo y el hecho de que recibió escasa instrucción escolar,  se destacó como uno de los dirigentes revolucionarios mas probados de su época.

Debido a su lucha, muchas veces fue hecho preso hasta que fue muerto, durante una emboscada, por las fuerzas gubernamentales que pensaban, erróneamente, que matando “al perro”, se acababa la rabia. En su honor se conformó el Frente Sandinista de Liberación Nacional, el glorioso FMLN, el cual desempeña un rol protagónico en la Nicaragua de hoy. La Alcaldía de SFM ha honrado a Sandino al bautizar con su nombre una espaciosa avenida del barrio San Martín esta semana.

En cuanto al Coronel Fernández Domínguez, 46 años se acaban de cumplir de su muerte  -el jueves 19 de mayo- cuando encabezaba  un osado asalto al Palacio Nacional, en pleno desarrollo de la Revolución de abril de 1965.

La soldadesca de EEUU atacó a los constitucionalistas que asaltaban el Palacio y la metralla aérea alcanzó al valiente, digno y correcto oficial, así como a otros aguerridos combatientes, entre ellos  Juan Miguel Román e Ilio Capocci, el entrenador de los extraordinarios hombres ranas.

El aniversario de la caída de Rafael Tomás no pasó desapercibido, pues algunos programas y comunicadores lo recordaron, como fue el caso de “Picotazos”, que dirige Max Rodríguez por el 43, y “Ustedes y Nosotros” que conduce José Fabián por Teleuniverso, Canal 29. Buen aporte a la historia y a la Patria, amigos.

Como lo dijo el historiador Héctor Lachapelle Díaz: La patria agradecida, oteando los horizontes de libertad allá, en el lejano Monte Olimpo que nos recrea la mitología griega, deposita una vez más en esta fecha, cuarenta y seis años después, ramos de olivo en los lugares donde yacen los que cayeron en defensa de la Constitución de 1963 y de la soberanía nacional.

Loor eterno a los héroes y mártires de esta y las demás patrias del mundo. Que vivan Sandino y Fernández Domínguez. Sus ideas, sus ejemplos, son imperecederos. Hasta la victoria siempre, patria o muerte ¡seguimos en combate!

No hay comentarios

Deja un comentario...