Compartir

El amor ha dejado de ser una variable desconocida y ya puede verse como una habilidad que puede desarrollarse y enseñarse. Sí, has leído bien. Así lo concluyen las investigaciones de la antropóloga y bióloga Helen Fisher, experta en biología del amor y la atracción, de las que se han hecho eco en el libro ‘La fórmula del amor’ (Plataforma Editorial), los neurocientíficos Miquel Iglesias y Natalia Urdinguio.

Para explicar el origen de esta tesis hay que remontarse a 2004, cuando el portal de citas match.com encargó a Helen Fisher una herramienta que ayudase a emparejar de forma exitosa a sus clientes. El resultado fue un algoritmo que descubría el grado de compatibilidad entre las personas. Para simplificar diremos que, según Fisher, nuestra personalidad está marcada, en parte, por cuatro neurotransmisores (serotonina, dopamina, testosterona y estrógeno). Las distintas mezclas de estos neurotransmisores conforman 12 perfiles sinápticos que describen el modo en el que el cerebro establece las conexiones neuronales.

Hasta aquí la teoría, explicada de una forma básica, pero vayamos a la práctica. Para ello contamos con nuestras propias dudas a las que da respuesta Miquel Iglesias, fundador de la Escuela Neurocientífica del Amor y coautor, junto a Natalia Urdinguio de ‘La fórmula del amor‘:

Amor: ¿una cuestión de química?

¿Cuánto hay de química en la búsqueda del amor? Según explica Miquel Iglesias, una gran parte de la búsqueda del amor es química o piel, aquella atracción misteriosa que lleva a nuestros cuerpos a buscarse. Luego añadimos los millones de filtros que posee cada persona, como son los socioculturales, económicos, aquello que nuestros padres o nuestra infancia grabó a fuego en nuestros recuerdos, incluso los mandatos de las revistas de moda o el corazón. En todo caso, cuando existe esa chispa, ese momento inicial, ese amor a primera vista, es porque, según explica el experto, la biología de nuestros sentidos, la que va de la mano con la intuición, nos ha llevado directamente a brazos de nuestro amado.

¿Sería posible jugar a ser químico del amor y provocar que alguien que nos interesa se enamore de nosotros? Los autores de ‘La fórmula del amor’ afirman que una vez que se desarrolla la habilidad de detectar compatibilidades en las potenciales parejas románticas y se aplican los conocimientos de la fórmula del amor, estos no solo nos ayudan a entender quiénes somos, por qué tomamos las decisiones que tomamos y por qué amamos, sentimos, vivimos y creemos de una forma y no de otra, sino que también nos dan una especia de mapa de la búsqueda del tesoro que nos indica como llegar la persona indicada y conquistar su corazón. Digamos que, según los expertos, es una guía.

Tropezar con la misma piedra

¿Es cierto que nos suele atraer siempre el mismo tipo de personas aunque sepamos que “no nos conviene”? Si es así, ¿por qué sucede? Aquí los expertos aclaran que pueden pasar dos cosas. Por un lado, puede pasar que nos atraiga el mismo patrón de error y que caigamos en relaciones tóxicas una y otra vez. En este caso aconsejarían acudir a un profesional para corregir ese patrón. O también puede suceder que hayamos aprendido a repetir el patrón de aquellas parejas y/o personas que nos han permitido tenerrelaciones sanas, de amor, a lo largo de nuestras vidas. En este sentido aclaran que no es lo mismo amar a los 20 que a los 40 años y que todos merecemos una segunda oportunidad. “Tener una segunda oportunidad sabiendo que hemos desarrollado la experiencia y la consciencia necesarias para hacerlo mejor es positivo. Pero al mismo tiempo es importante que no seamos ingenuos y pensamos que sin cambiar nada o sin aprender a hacerlo mejor vamos a ser mejores amantes o parejas, por arte de magia”, revelan.

El secreto de la compatibilidad

¿Cómo hacen webs y apps de citas como Tinder, Meetic, eDarling… para definir si eres compatible o no con alguien? Los expertos aseguran que Meetic y Tinder, que pertenecen a la misma empresa, sentaron hace más de 10 años una base fundamental para invertir en investigaciones como la nuestra, que permite entender cual de los 12 perfiles de personalidad son compatibles con nosotros mismos. “Por la parte de los neurocientíficos hemos utilizado este conocimiento para hacer libres a las personas y permitirles acceder a un grado de felicidad alto, pero por la parte de estas empresas, han vendido este big data y han convertido el paso por las apps de ligue en una soltería crónica. No olvidemos que estás páginas webs y apps son empresas, no ONGs, por la tanto buscan retener a sus clientes en una rueda de hamster de soltería infinita”, aclaran.

¿Existen perfiles sinápticos que tienen más difícil encontrar el amor o simplemente es una cuestión de compatibilidad? Los autores de ‘La fórmula del amor’ aseguran que para todos hay al menos una persona esperando por nosotros. “El problema es que si no sabes quién eres nunca sabrás quién es el otro, y así dificil poder encontrarse”, cuentan. Así, los autores aconsejan realizar el sinapsis test que recoge su libro para, a partir de ahí, comenzar el fascinante viaje a través del amor verdadero.

Otras noticias sobre pareja, amor y sexo

Seis señales inequívocas de que existe amor en la pareja.

Señales que indican que ya no sigue enamorado.

Señales que indican que sí que sigue enamorado de ti.

Errores que hacen que ellos te pierdan.

Cinco clásicos que matan una relación.

Dime cómo son sus besos y te diré cómo te quieren.

Regalos de San Valentín originales que tu amor desea a escondidas.

Cómo reconquistar a tu pareja.

Las claves de un test de compatibilidad en el amor.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...