Compartir
Crédito foto: AFP

Caribbean Digital

En Texas, los Spurs superaron 114 a 104 a los Heats y están al frente de los partidos decisivos de la NBA por 3 a 2. Emanuel Ginóbili anotó 24 puntos. Ahora el partido continuará el próximo martes en Miami.

Crédito foto: AFP
Crédito foto: AFP

La gran victoria conseguida en el cuarto partido de las Finales de la NBA no sólo permitió a los actuales campeones de liga, los Heat de Miami, empatar 2-2 la serie al mejor de siete, sino que les ha dado la confianza de pensar que pueden regresar a su campo con la ventaja de 3-2.

Los Spurs de San Antonio y los Heat de Miami jugarán este domingo el quinto partido de las finales de la NBA con el base francés Tony Parker y el escolta argentino Manu Ginóbili como centro de atención.

El encuentro se disputará desde las 21, con transmisión de ESPN.

El jueves, los de Miami regresaron “con el cuchillo entre los dientes” y destruyeron de tal forma a los Spurs que dos días después todavía el equipo se resiente de las consecuencias del batacazo, por lo que ahora es San Antonio el que juega con sentido de urgencia.
“Este juego que viene es enorme. No queremos ir a Miami sabiendo que tenemos que ganar los dos”, apuntó Ginóbili al terminar los entrenamientos del sábado.
“Ir allá a ganar uno de los dos es una situación diferente. Así que el Juego 5, independientemente de dónde se juegue, es enorme (…) con la serie 2-2. Lo hemos visto muchas veces. Tenemos muchas ganas de ganar este partido”, aseguró el escolta de Bahía Blanca.

Fuente: http://www.infobae.com

No hay comentarios