Compartir
Los Saltos del río Jima, son una zona poco conocida por la población.

Por: Emmanuel Mera, José Zapata, Odenisse Peralta.

Especial/Caribbean Digital

MONSENOR NOUEL, Bonao. República Dominicana. Penetrar  los casi 2.5 kilómetros de  la espesa vegetación del bosque húmedo  de la cordillera central, es un esfuerzo que vale la pena hacer; ya que encontrarse con el primero de los 12 saltos de agua  que se forman a lo largo del río Jima en la comunidad de la Ceiba de esta provincia es una enriquecedora experiencia, tanto en plano físico como  espiritual.

Los Saltos del río Jima, son una zona poco conocida por la población.

Ascender  por los pies de la cordillera a través de las escalinatas, rampas, y senderos  puede ser extenuante, sin embargo, las diez posas aptas para el baño, conocidas como las Posas de la Reina ofrecen al visitante la posibilidad de hacer refrescantes paradas en el trayecto.

Armando Paulino uno de los más de 800 visitantes que diariamente vienen a la zona, el lugar es un refugio perfecto para los amantes de la naturaleza.

¨Esto es el origen de la vida, hay que cuidarlo y mantenerlo para que otros puedan disfrutar de esta belleza, hay que darle más importancia¨ índico.

A lo largo del camino se aprecia la flora y la fauna del bosque pluvial, donde llueve nueve meses de forma continua y abundan especies nativas de higos, cigua, caya, sablito, helecho macho y ceibas

Categorizada por el decreto 571-09 como un  Monumento Natural,  los 18 kilómetros que comprende  Saltos de Jima son una reserva de múltiples valores biológicos que se prestan para el desarrollo de la investigación científica, la recreación y la práctica del ecoturismo, entre otras potencialidades que deben ser estudiadas y aprovechadas conforme a su categoría de manejo,  razón por la cual pertenece al Sistema Nacional de Aéreas Protegidas.

Su belleza natural es el escenario de fotógrafos profesionales y aficionados que lo usan para su inspiración artística.

Sin embargo, para lograr el equilibrio entre la producción agrícola de subsistencia, la cual con lleva la practica de conuquismo y por ende la deforestación, el Ministerio de Medio Ambiente ha desarrollado una política monitoreo que según el coordinador provincial de la institución,  José Rafael Alcántara ofrece capacitación técnica a los campesinos de la zona.

¨ En estos momentos estamos dando seguimiento a los dueños de parcelas para que hagan las cosas como deben de ser técnicamente, ellos nos notifican cuando van hacer alguna actividad y nosotros le damos la pauta. Dijo Alcántara.

El técnico ambientalista indico que para mantener el equilibrio hombre  y  naturaleza  el ministerio  ha implementado  planes de manejo de los recursos de la zona  vinculado a los agricultores de la localidad.

¨ Los planes de manejo que hemos aplicado son orientados a las plantaciones, las  cuales a un tiempo de haber sido plantadas, se les entrega un certificado de corte, para incentivar la siembra¨. Manifestó el coordinador ambiental.

Como parte del proceso de potencializar  los recursos de los Saltos de Jima y  convertirlos  en fuente generadora de riquezas para los comunitarios, bajo el principio esencial de la conservación, el ministerio ha creado brigadas de limpieza  con los residentes de la zona.

¨ Yo antes  vivía de sembrar caballaita y alguno víveres, pero ahora yo limpio los caminos de todo esto por aquí¨ Dijo Felipe Mena quien forma parte de las 14 brigadas que operan a nivel provincial. Sus 70 años de edad los ha vivido en la zona, siendo uno de los pocos humanos que habita dentro del parque.

Los 8 mil 200 pesos que mensualmente reciben como pago  por sus labores  jornaleras  les fueron reducidos a  seis mil  según indico Juan Francisco Marte quien nativo de la zona y que tiene dos años trabajando en las brigadas.

¨ Nos dijeron que porque ahora trabajamos menos días, nos  bajaron el pago¨ dijo Marte, el cual a preguntarle su edad,  aseguro que el monte se trago sus años y  que no se acuerda cuando nació.

En tanto que para José Luís Almanzar Frías  la situación que se ha producido en la zona nos es muy positiva, ya que ha perdido la forma  de obtener los recursos para su subsistencia.

¨Si nosotros no subimos haya arriba a sembrar víveres que cosechamos, que comemos, diga usted¨ se pregunta este joven campesino que a sus 28 años de edad  dice que sabe hacer otra cosa que vivir de los frutos de la tierra.

¨Si uno no siembra no cosecha, dónde encontramos los víveres;  entonces nos morimos de hambre¨ dijo José Luis.

No obstante, para  Margarita líder comunitario de la ceiba, nacida y criada en la comunidad, razón por la cual dice conocer el monte como la palma de la mano; es el capataz de la brigada, ya que  por aplicación de una política de género cabezas de grupo deben ser mujeres.

Ha recibido formación para la realización de su trabajo y orientar a otros sobre la importancia de cuidado del medio ambiente.

¨Mi trabajo lo realizo con amor y cariño ya que el rio y el monte son de todos y hay que cuidarlo. De ahí es que nosotros vivimos¨ enfatizó Margarita

Los Saltos del río Jima, son una  zona poco conocida por la población.  Ubicados en el centro del país cerca de la autopista Duarte  próximo a la provincia de Bonao.

Estas cascadas de agua dulce son una excelente opción para la recreación familiar y la práctica del senderismo.

Residencia natural especies de aves, tales como cigua Constanza, pájaro bobo, barrancolí, pericos y otras aves nativas y endémicas, además de anfibios y reptiles propios del bosque pluvial.

El río Jima nace en la Reserva Científica las Neblinas y alimenta la presa de Rincón, que a su vez suple el agua a varios canales de riego. Forma parte del sistema de Madre las Aguas.

De las 12 caídas de agua de que forman a lo largo de su trayecto solo es posible llegar  a dos, por la dificultad del terreno. El parque esta abierto todos los días en horario de  8:00 am hasta  6:00 pm y lo mejor de todo  no cobran por visitarlo.

1 Comentario

Deja un comentario...