Compartir
Padre Regino Martínez. Archivo.

Redacción/Caribbean Digital

 

El padre Regino Martínez envió una carta al director general de Migración, José Ricardo Taveras, donde responde a algunas inquietudes del funcionario.

DAJABÓN, República Dominicana./El sacerdote Regino Martínez, director de Solidaridad Fronteriza, una institución que trabaja por el derecho de los inmigrantes haitianos en la frontera norte del país, expresó preocupación por las constantes violaciones ala Ley de Migración por parte de las autoridades que están sujetas a cumplirla.

Padre Regino Martínez. Archivo.

Explicó que a los obreros haitianos se les exige un carnet, que ofrece la Dirección General de Migración, que cuesta RD$8,500.00 válido por seis  meses.

Sin embargo, dijo que ese carnet es ilegal según la ley 285-04, Art.54, que dice según el religioso que“…la autoridad migratoria encargada de efectuar el  control de ingreso, una vez admitido el trabajador, entregará a éste un carnet de trabajador temporero”, aquí no dice “venta” de carnet porque ya ha pagado sus  impuestos, lo cual estimula la irregularidad…”, añade.

El padre Regino Martínez se refirió a esas y otras irregularidades en una carta pública dirigida al director general de Migración, José Ricardo Taveras, copia de la cual remitió a Caribbean Digital.

 

 

A continuación la carta dirigida al funcionario en respuesta a unas declaraciones del 28 de septiembre de 2012,la cual recibió el 01 de noviembre de este mismo año .

 

 

Carta pública al Director General de Migración

 

 

 

Lic. José Ricardo Taveras                                                                      Dajabón,R.D.

Director General de Migración                                                                 2-11-2012

Santo Domingo, RD.

 

Distinguido Señor Director:

Reciba un cordial saludo

Aprovecho la ocasión para dar respuesta a su comunicación de 28 de Septiembre 2012, recibida hoy primero de Noviembre 2012.

Ya el conjunto de instituciones a quienes Usted le ha enviado copia  de dicha carta, hemos respondido, no quiero dejar pasar la oportunidad para, a nivel institucional, dar acuse de recibo y a la vez compartir algunas ideas que creo conveniente que Usted, y quienes han recibido copia de esta carta que hemos recibido, Excmo, Señor Presidente Lic. Danilo Medina Sánchez y Lic. José Ramón Fadul, Ministro de Interior y Policía y Presidente del Consejo Nacional de Migración, puedan tener una visión más clara y objetiva de la realidad migratoria de los nacionales haitianos en RD.

  •      El problema no es saber cuáles son las categorías para que una solicitud de residencia sea aceptada, sino cuántas solicitudes de nacionales haitianos se han recibido desde Marzo 2011, cuántas se han aceptado, cuántas han sido sometidas irregularmente y rechazadas por improcedente y cuántas devueltas para fines de reclasificación. Más grave aún es que según el Art.49 de la ley 285-04, “el Consejo Nacional de Migración, siempre que la necesidad del mercado laboral lo requiere, establecerá una cuota o monto de trabajadores temporeros a ser admitidos en el país anualmente, efectuando para tales fines las debidas consultas con representante de los productores, empresarios y los sindicatos”. Eso no se ha hecho, lo cual significa un descontrol inconcebible, injustificable para Usted como Director General de Migración.
  • Tampoco existen “las oficinas de coordinación laboral entrela DGMyla Secretaríade Estado de Trabajo, habilitados en los puertos de entrada al  país, las cuales tienen  como función dar información, canalización e intermediación laboral entre  los empleadores y las personas físicas morales contratantes” Art. 52, ley 285-04.
  • Una cuestión es el pago de ingreso, que ese lo pagan los migrantes cuando entran con  su visa actualizada, y otra cuestión es el pago de multa por no salir a los 30 días, según la ley 285-04, en el artículo 71 establece “dentro de los 30 días de ingresado al país con visa de residencia, el extranjero deberá presentarse antela DGMa fin de completar la solicitud de residencia y procederá a su registro”.
  • Por tanto, no se aplica a los inmigrantes obreros.,. Ahí está la injusticia, la contradicción con la  ley 285-04. Un obrero no es un turista. Lo que gana un obrero haitiano en RD., no le da para comer y  tener que salir todos los meses…, por tal razón esa penalidad por vencimiento de estadía del 15.03.2012 ha  influido en los  migrantes para no sacar pasaporte y visa; pues, le resulta más económico pagar $2,500.00 a un potea traficante, una vez al año que tener que pagar multas que van desde $800.00 a $17,000.00 . Es el sentir de los obreros migrantes ante esa resolución de penalidad. Además, se le exige un carnet, que ofrece la DGM, que cuesta RD$8,500.00 válido por seis  meses. Dicho carnet es ilegal según la ley 285-04, Art.54, que dice “…la autoridad migratoria encargada de efectuar el  control de ingreso, una vez admitido el trabajador, entregará a éste un carnet de trabajador temporero”, aquí no dice “venta” de carnet porque ya ha opagado sus  impuestos, lo cual estimula la irregularidad…
  • El control legal de los obreros inmigrantes se inicia con  1.- “…el levantamiento de información sobre  la necesidad de mano de obra que tiene el  país”, (Art.49, 285-04. Luego, 2..- “…establecimiento de oficinas de coordinación interinstitucional entrela DGMyla Secretaríade Estado de Trabajo”, Art.52, 285-04. 3.- “…la persona física o moral deberá formular una solicitud de ingreso  ala DGMen  la que se comprometerá a cumplir con  todos los requisitos reglamentarios sobre derechos y condiciones laborales, comunicación de información sobre los trabajadores, transporte, gastos de viajes y repatriación”, Art.51, 285-04. Por tanto, no es el Señor Director dela DGMdirectamente, penalizando a los obreros, que va a mantener el  control  de los mismos.
  • La gran contradicción que Usted hace contra la ley es que en vez de hacer que los empleadores paguen una “fianza de garantía por cada obrero a contratarse, cuyo monto no podrá ser menor al salario mensual que devengará ese trabajador, o  a la suma de los gastos estimados porla DGMpara el retorno del trabajador a su país”, Art. 57, 285-04, lo que hace es sacarle al obrero esta fianza de garantía. Eso es injusto,  inhumano, violatorio a la ley quela DGMquiere implementar.
  • En cuanto a la seguridad social del obrero irregular y/o regularizado con su pasaporte y visa…, los empleadores les cobran seguro, otra cosa es que los empleadores traspasen al gobierno lo que cobran.. Por otra parte, si un trabajador no  puede ser incluido en la seguridad social de un país por ser irregular, tampoco puede ser contratado.
  • El gobierno debe iniciar  un proceso de amnistía  para que los migrantes, especialmente los que tienen más de cinco  años viviendo en RD., puedan regularizar su situación y así se evita el

problema de la evasión de impuestos que dejan de pagar los empresarios al gobierno y se puede obtener un mejor y mayor control de los nuevos inmigrantes irregulares que lleguen al país.

  • Pero Usted, Señor Director Lic. José Ricardo Taveras, de hecho, no tiene voluntad de regularizar los inmigrantes haitianos porque ese problema no es de ayer, sino desde 1844, en que debió hacerse un marco jurídico fronterizo en coordinación conla Repúblicade Haití,  que aún no existe.
  • La cuestión no es hablar de un estado de derecho,  y que le Señor Presidente dijo, sino de iniciar un proceso de regularización al alcance de los inmigrantes, comenzando por amnistiar a los miles de jóvenes apátridas por causa de la resolución 12-2010, dela JCEy continuar con el proceso de identificación para regularizar definitivamente con  residencia permanente o transitoria dependiendo del tiempo que los nacionales haitianos hayan vivido en RD.,
  • Debemos tener presente que nuestro caso como nación es muy especial y no podemos legislar sin tener en cuenta que somos una isla. Mundialmente nuestro caso republicano es especial. Así tenemos que legislar “especial”…
  • Nuestra propuesta responde al sentido de humanidad. Humanidad racionalizada. Humanidad ajustada a la ley, no a los prejuicios personales o de  grupo. Respondemos a una moral, no a decir una cosa y hacer otra. En justicia, en verdad, tenemos una deuda con el pueblo haitiano, quien en cierta época sostuvo nuestra economía con el corte de la caña y en  la actualidad aporta su mano de obra en la agroindustria, en  la construcción, en la agricultura, en  el  comercio y en nuestras casas.

Sinceramente:

P. Regino Martínez Bretón,sj

Director S.F

cc.     LIC. DANILO MEDINA SÁNCHEZ

Presidente Constitucional dela República

 

Lic. José Ramón Fadul

Ministro de Interior y Policía.

Presidente del Consejo Nacional de Migración.

 

No hay comentarios