Compartir
Sacerdote Luis Rosario. Archivo

Caribbean Digital

 

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El coordinador de la Pastoral Juvenil de la Iglesia Católica, sacerdote Luis Rosario, criticó que en muchos países se permita que parejas de un mismo sexo, tanto de homosexuales como de lesbianas, puedan casarse y adoptar niños o niñas.

Sacerdote Luis Rosario. Archivo
Sacerdote Luis Rosario. Archivo

El religioso proclamó que es sumamente penoso se asuma esa posición, porque hay personas que están en esa situación que lloran, se sienten sumamente humillados y sufren un trauma.

“Es absurdo y una idea ridícula que busca destruir el matrimonio y la familia, la pretensión de legitimar la unión entre personas del mismo sexo, y de que esas parejas busquen adoptar niños o niñas”, dijo el presbítero.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, el religioso criticó a quienes considera que defender el aborto, la unión de homosexuales y lesbianas es un punto de vista progresista.

“No hay nada más ridículo que eso, decir que eso es progreso, que eso es desarrollo, que lo que defienden lo contrario son conservadores, son gentes del pasado”

Advirtió que sin la familia tradicional, formada por un hombre y una mujer, la sociedad sucumbe y se vuelve un caos. “Si no hay matrimonio y no hay familia, todo se vuelve un tollo”, expresó.

Llamó a la población a defender el matrimonio y la familia, y a no pensar que el hogar es una cuestión de antigüedad, de museo y de recuerdos.

Afirmó que hay que estar atentos para que esa situación no lleve la ciudadanía a la confusión.

“No hay nada más ridículo que eso, decir que eso es progreso, que eso es desarrollo, que lo que defienden lo contrario son conservadores, son gentes del pasado; es un absurdo, eso no tiene significado, eso no tiene sentido, eso es un patas para arriba y cabeza para abajo”, significó.

Insistió en que la sociedad debe estar muy atenta a esa situación, observando que en París recientemente se produjo una avalancha de gente que se lanzó a las calles llamando la atención sobre el peligro que representa el dar un reconocimiento a la unión de hombre-hombre y mujer-mujer.

“De los mayores sufrimientos que yo he podido experimentar en diálogos con otras personas, ha sido el tema de la homosexualidad y el lesbianismo”, expuso.

Rosario consideró que muchas personas creen que esta “desviación” tiene que ver con alguna causa de tipo genético, lo cual no obedece a la realidad.

“Eso no es verdad, es de tipo cultural y educacional, y lo sabemos más que nunca ahora cuando eso se ha convertido como una especie de moda, y las modas son de tipo culturales y educativas”, subrayó.

El religioso enfatizó que hay que tomar una posición suficientemente clara como para darse cuenta de que “por ahí” el camino no conduce a algo positivo.

Precisó que si homosexuales y lesbianas quieren tener algún tipo de ligazón legal, a nivel de patrimonio, que es tal vez lo que se trata con esto y no se ha analizado, lo que deben es establecer un acuerdo de tipo patrimonial, pero no hay razón para utilizar esa vía para destruir el matrimonio y la familia.

“Yo creo que defender el matrimonio, la unión entre dos hombres o dos mujeres, y quererlo elevar a la condición de matrimonio, es decir, como núcleo esencial de la sociedad es un contrasentido”, proclamó.

Sostuvo que nadie puede demostrar que la unión hombre-hombre y mujer-mujer sea lo razonable y lo que el cuerpo humano exige bajo el punto de vista de la estructuración somática.

“Algunos creen que el tema, por ejemplo, del aborto, la Iglesia lo defiende por ser Iglesia, y no hay nada más equivocado que eso, la Iglesia lo defiende porque es razonable”, dijo.

Rosario advirtió que está dispuesto a hablar con cualquiera del tema del aborto, sin ni siquiera sacar a Dios ni a la biblia, sino simplemente razonando.

 

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...