Compartir

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

Escrito por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- El padre de Rosana Mirielle Camilo Andújar, Rubén Camilo, dijo que la familia tiene sospechas de quien asesinó a su hija  estrangulandola con un cable eléctrico, según confirmaron ayer fuentes de la investigación al periódico The Boston Globe.


Camilo, uno de los comunicadores radiales más conocidos en la República Dominicana y ex presidente de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía,  no ofreció más detalles sobre su afirmación, dijo que “hay sospechas sobre alguien, pero todavía no hay nadie preso o acusado”.

Rubén, fue entrevistado ayer jueves en el programa “Al Rojo Vivo” de la cadena hispana Telemundo que se transmite de costa a costa en los Estados Unidos. Añadió que la familia está a la espera de las conclusiones de la autopsia al cadáver y lo que va a informar la policía de Boston.

La necropsia terminó el martes pero la policía dijo que no puede dar informaciones porque las investigaciones están en curso. Un funcionario policial le dijo al Boston Herald ayer jueves que es muy probable que el asesinato de Mirielle se deba a causas “internas”, insinuando que algún familiar pudiera estar involucrado en el homicidio de la mujer.

Eddy Chrispin, uno de los portavoces de la uniformada de Boston no quiso comentar al respecto, diciendo que todavía la investigación está en curso. “Lo único que puedo decir es que estamos investigando todas las posibilidades”, agregó.

Rubén señaló que su hija le había expresado satisfacción por los avances logrados por su hijo Thiago en el tratamiento al padecimiento de Síndrome de Down que sufre el niño de un año de edad y que fue traído por su madre, buscando curarlo de otras afecciones.

Mirielle se mudó a Boston desde New Jersey hace dos meses, especialmente para buscar el tratamiento adecuado para su hijo y que está en manos de pediatras especializados en el Hospital Infantil de Boston.

La lentitud con que el Departamento de Policía de Boston investiga el caso, ha inquietado a la comunidad criolla en Nueva Inglaterra, incluyendo al Consulado General en Boston.

El miércoles, Dominico Cabral, cónsul general en funciones reclamó de las autoridades agilizar las pesquisas para devolver la tranquilidad a la familia de Mirielle y a la comunidad dominicana.

Se estima que la policía ha dado demasiadas vueltas para esclarecer el caso. Primero calificó la muerte como sospechosa, tres días después dijo que se trataba de un homicidio bajo activa investigación, luego que se estaba a la espera de la autopsia.

Pero al concluir la necropsia, ahora las autoridades sostienen que no pueden dar informaciones porque pondrían en peligro la investigación. La uniformada desmintió ayer jueves que tenga algún sospechoso en custodia.

La situación no sólo mantiene en vilo a la diáspora criolla en Nueva Inglaterra, sino que además estás retrasando la entrega del cadáver a los parientes de Mirielle, quienes están desesperados por darle cristiana sepultura en Santo Domingo.

No hay comentarios

Deja un comentario...