Compartir
Robinson Canó con Miguel Marte, empleado de Estrellas Orientales.

Caribbean Digital

ORLANDO –– Horas después de acordar el tercer mayor contrato de la historia del béisbol,Robinson Canó se paseó alegremente por su pueblo natal en República Dominicana vistiendo la gorra de los Marineros de Seattle, su nuevo club en las Grandes Ligas.

Robinson Canó con Miguel Marte, empleado de Estrellas Orientales.
Robinson Canó con Miguel Marte, empleado de Estrellas Orientales.

La madrugada del viernes, Canó y los Marineros se pusieron de acuerdo para la firma de un contrato por 10 años y $240 millones de dólares, reportóESPNdeportes.com. El pacto no será oficial hasta que el pelotero se someta al estudio físico de rigor, programado para el lunes en la ciudad esmeralda.

Debido a que el contrato no es oficial, ni los agentes de Canó ni los Marineros han accedido a comentar el acuerdo. “No estamos en posición de confimar alguna noticia relacionada a Robinson Canó en estos momentos. Si y cuando un acuerdo sea completado y finalizado, lo anunciaríamos”, dijeron los Marineros en un documento.

Aunque no ofreció declaraciones oficiales, Canó encontró una forma muy novedosa de anunciar al mundo que tiene nuevo: El jugador celebró con amigos cercanos y acudió a un partido de la liga invernal dominicana en San Pedro de Macorís, al este de Santo Domingo, usando por primera vez otra gorra de Grandes Ligas diferente a la de Yankees de Nueva York.

Canó compartió con los jugadores y el personal de las Estrellas Orientales, su equipo en la liga dominicana, que tiene su sede en San Pedro de Macorís. La televisión mostró varias veces a Canó durante el partido contra los Tigres del Licey y sus fotos con la gorra de los Marineros inundaron las redes sociales.

Luego del partido, Canó y otros asociados acudieron a la fiesta de cumpleaños del lanzador cubano José Contreras, quien acciona con Licey en la liga invernal.

No hay comentarios