Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ El ser vivo está influenciado por los ritmos que pueden ser de un minuto, una hora, un día, una semana, un mes, un año y una enumeración infinita.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

El ritmo es el cambio periódico de una acción que se da en un ser viviente.  El ritmo circadiano son las oscilaciones funcionales, conductuales y orgánicas que experimenta un ser vivo durante un día.  Se cree que las aves migratorias, y las ballenas jorobadas tienen un ritmo de emigrar cada año y que éste es regido por su reloj biológico.

La influencia que los ritmos biológicos tienen sobre los seres vivos es muy significativa y la salud no se escapa de esta regla.  Empezamos por la replicación del material genético a través del ADN, seguimos por la frecuencia cardíaca, la respiratoria, las veces que comemos en un día, que dormimos y evacuamos; en fin, todo nuestro accionar está sujeto a un ritmo determinado.  De ahí la gran importancia de tomar los medicamentos en los horarios que el médico los recomienda porque éstos están calculados en base al ritmo circadiano.

Antes se pensaba en ciencia ficción cuando se hablaba de este tema, pero hoy, después de múltiples investigaciones sabemos que hay una especie de reloj en los mamíferos que está en el sistema nervioso central, en el Núcleo Supraquiasmático del hipotálamo medial, su accionar se debe a una hormona llamada melatonina, que se produce en los pinealocitos, células de la glándula pieneal o epífisis.  Esta sustancia hormonal es influenciada por la luz que la bloquea y la oscuridad que la estimula, por lo que tiene acción directa sobre el sueño: a mayor presencia de ella más sueño y viceversa.  Se ha descubierto producción de ella, también en la retina, glándulas suprarrenales, células del sistema inmunológico (defensa del cuerpo), hígado, intestinos, tiroides, páncreas, riñones, placenta y endometrio.  Su producción disminuye a partir de los 30 años de edad.

Muchos han propuesto el uso de melatonina en el tratamiento del insomnio, pero se han presentado problemas en su aprobación para este trastorno.  A pesar de esto una gran cantidad de personas están recomendándola con ese propósito.

Se piensa que en el hipotálamo hay un reloj maestro, pero que cada célula tiene su propio sistema que es al mismo tiempo dependiente del que está en el sistema nervioso central, que a su vez es estimulado por la luz, que al mismo tiempo llega a la glándula pineal, la cual responde produciendo melatonina.

RITMO CIRCADIANO Y SALUD

Se ha establecido relación estrecha entre la salud y el ritmo circadiano.  Encontramos como ejemplo de esto la frecuencia cardíaca, respiratoria y presión arterial.

Los niveles de presión arterial suben en las primeras horas de la mañana y son más bajos en la madrugada.  Hay otros procesos importantes que dependen del ritmo circadiano como la  regeneración del epitelio intestinal, producción de las hormonas ACTH, TSH, FSH, LH, estradiol, renina, la enzima hexoquinasa, una enzima que ayuda a utilizar la glucosa y se encuentra asociada al metabolismo celular.  Por eso es muy importante para las personas diabéticas y las que tienen factores hereditarios para desarrollar esta enfermedad.

El conocido Jet La -un trastorno que produce insomnio, fatiga, desorientación-, la enfermedad bipolar se asocian a trastornos del ritmo circadiano, los medicamentos inhibidores de la ECA usados por la noche ayudan a evitar los infartos agudos al miocardio porque tienen mejor acción sobre la hipertensión arterial que sube al final de la noche y actúan mejor que cuando se toman de día, pues disminuyen por la mañana. Por otro lado, La presión intraocular, está en sus máximos niveles entre 4 y 8 de la mañana.

La artritis gotosa aparece al amanecer, el afectado se acuesta bien y amanece con un fuerte dolor en el dedo grueso de uno de sus pies.

La luna nueva y el ataque de algunos enfermos mentales, llamados en el lenguaje popular lunáticos, se asocian con mucha frecuencia al ritmo o ciclo lunar y por tanto, a los cambios a que son sometidos los seres vivos –no sólo los humanos- con las posiciones de la luna respecto a la tierra.

No hay comentarios

Deja un comentario...