Compartir
Hugo Tolentino Dipp, Milagros Ortiz Bosch y Arturo Martínez Moya.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.- Dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) presentaron la documentación de un préstamo de 585 millones de pesos (15 millones de dólares) otorgado por el estatal Banco de Reservas al ingeniero Miguel Vargas Maldonado en el mes de diciembre del 2011, “aprobado en tiempo record en violación de la normativa prudencial de la entidad, con la opinión negativa de la gerencia de valuaciones y con la advertencia de que la capacidad de pago de la empresa beneficiaria era insuficiente.

Hugo Tolentino Dipp, Milagros Ortiz Bosch y Arturo Martínez Moya.
Hugo Tolentino Dipp, Milagros Ortiz Bosch y Arturo Martínez Moya.

De acuerdo a la denuncia presentada en rueda de prensa, el préstamo fue concedido a Vargas Maldonado en dólares norteamericanos a nombre de la firma “General de Galerías Comerciales Mundo Mall, S.A.”, donde solo aparecían como accionistas el presidente del PRD, su  hijo Miguel Paul Vargas García y la  secretaria Gisela Altagracia Patxot Cartacio.

Revelan Miguel Vargas recibió préstamo privilegiado de RD585 millones del Banco de Reservas1Vargas Maldonado es vicepresidente a nivel mundial de la Internacional Socialista, presidente del Comité para América Latina y El Caribe, y  vicepresidente del Parlamento Latinoamericano, entidades que deberán fijar una posición sobre el escándalo en que está envuelto el político dominicano, quien también prolongó su mandato ilegalmente  al frente del PRD, se indicó  en la conferencia  de prensa.

Al definir la transacción financiera como una operación política

previamente aprobada por las altas instancias del poder político en  el Estado Dominicano, los denunciantes afirmaron que la gruesa suma de dinero fue entregada a Vargas Maldonado como una compensación por los trabajos políticos que hizo a favor del PLD antes, durante y después de las elecciones del 2012.

Resaltaron que el  acuerdo se hizo cinco meses antes de las elecciones, coincidiendo con una declaración pública de Vargas Maldonado de que no se montaría en la patana del candidato presidencial de su partido, ingeniero Hipólito Mejía.

Los detalles de la transacción financiera fueron ofrecidos por ex vicepresidenta de la República,   Milagros Ortiz Bosch y el reputado médico Jesús Feris Iglesias, acompañado de reconocidos dirigentes del PRD que también suscribieron el documento de la denuncia.

Responsables de la denuncia

Entre los firmantes figuran el ex canciller  Hugo Tolentino Dipp, la ex secretaria de Educación Ivelisse Prats De Pérez, el pasado presidente del PRD Ramón Alburquerque, el vicepresidente  Roberto Fulcar,  el economista Arturo Martínez Moya,  y los dirigentes Eligio Jáquez,   Rafael -Fafa- Taveras, Tony Peña Guaba, Jean Luis Rodríguez, Nora Nivar, Bonaparte Gautreaux Piñeiro, Rafael Santos, Eugenio Cedeño, Betzaida Santana, Julio Cordero, Isidro Torres,  José García Ramírez, Sofía Leonor Sánchez Baret y Antonio Almonte.

La doctora Ortiz Bosch explicó que según los documentos  relacionados con la operación, el  8 de Diciembre del 2011, el Banco de Reservas,  “pese al cuestionamiento del Comité de Evaluaciones de Crédito, aprobó una facilidad crediticia al vapor por US$15 millones  de dólares, equivalente a RD$ 585,000.000.00 millones de pesos, a favor de Miguel Vargas, facilidad aprobada el 13 de diciembre del 2011 y desembolsada en el primer trimestre del año 2012, en pleno proceso electoral”

Ni un solo block

Indicó que aunque la solicitud fue justificada  como una operación empresarial con el supuesto propósito de desarrollar un proyecto inmobiliario  en un solar ubicado entre las avenidas Kennedy y San Martín, próximo a la avenida Máximo Gómez, a dos años de recibido el préstamo, en el lugar no se ha colocado en solo block y el inmueble aparece cubierto  de maleza. “Si no lo invirtió en el proyecto inmobiliario, como establecía el acuerdo con el Banco de Reservas, donde está el dinero?, se preguntó Ortiz Bosch.

“La evaluación crediticia de Miguel  Vargas, hecha por la Gerencia de  Análisis de Crédito, fue calificada en el nivel de riesgo D (cliente de difícil cobro) que  según define el Reglamento de Evaluación de Activos (REA),  normativa aprobada por la Junta Monetaria en su resolución 29/11/04,   hacía inaplicable este préstamo”, apuntó  en su exposición la pasada vicepresidenta de la República.

“El Banco de Reservas violó la normativa prudencial que dispone que los préstamos en dólares se conceden solo a empresas que generan divisas, que exportan bienes o servicios de manera comprobable y cuantificable, identificando, además,  el país de destino de los bienes o servicios a exportar. Nada de eso se hizo; se otorgó el préstamo a una empresa que no genera divisas, sin la seguridad de que dispondrá del flujo de efectivo en moneda extranjera para devolver el principal y los intereses”, indicaron los dirigentes perredeístas  mediante un documento leído por la ex vicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch.

Los rumores confirmados

El doctor Feris Iglesias, médico y dirigente del PRD resaltó en su intervención que durante el proceso electoral del 2012 y posteriormente “tanto en el Partido como  en amplios sectores de la sociedad, existían razones para cuestionar la inexplicable postura de quien en ese momento ocupaba la presidencia de la organización. Los rumores para hacer creíbles necesitan de pruebas y en el caso del préstamo del Banreservas, era indispensable encontrar la documentación oficial de una sospechosa transacción entregada en manos del dirigente de mayor jerarquía institucional en medio de la contienda electoral”.

“En un país de reconocida debilidad institucional resulta anormal que un préstamo de altísimo monto se asigne con tanta rapidez. Sobre todo, a una persona que el reporte desfavorable de dos profesionales del Banco  de Reservas, como Vianelkys Bencosme y Miledys Taveras, establecía con claridad la improcedencia del préstamo.

Los documentos del Banco

Los documentos presentados en la rueda de prensa sobre la operación financiera entre el presidente del PRD y el banco estatal, incluyen copias de un informe  técnico con los datos generales del cliente; un memorando dirigido al Consejo de Directores a la firma del administrador del Banco de Reservas, Vicente Bengoa;   la resolución de fecha 13  de diciembre del 2011 mediante la cual se aprobó un crédito a término por US$15,000,000.00, equivalente a RD$585,000,000.00, calculado a la tasa de cambio de 39 pesos por cada dólar,  y el contrato de crédito suscrito entre el Banco de Reservas y el ingeniero Miguel Vargas.

De acuerdo a la documentación, el préstamo fue aprobado en un tiempo record de 11 días “a pesar de que la empresa sombrilla que usó Miguel Vargas tenía clasificación “D”, que la hacía inelegible para un financiamiento, además de que las garantías ofertadas fueron rechazadas previamente por la Gerencia de Valuaciones del Banco porque las mensuras no estaban actualizadas como requiere la normativa de la Superintendencia de Bancos y las garantías no eran polivalentes o no servían para varios propósitos, como lo exige la regla bancaria.

“Los técnicos del Banco de Reservas reportaron al Consejo de Directores que la empresa de Vargas Maldonado presentaba pérdidas en los primeros años, que la capacidad de pago era insuficiente, que influía para la clasificación de riego “D”, que no había reportado ingresos durante los años 2009, 2010, y que las proyecciones de ingresos netos para el período 2012-2018 se sustentaban en la venta de apartamentos para lo que no existían informaciones concretas  de planos, permisos, presupuestos y cronogramas”, apunta la declaración de los dirigentes del PRD.

De acuerdo a la denuncia, si no se hubiera tratado de un préstamo aprobado por las altas instancias políticas, la Superintendencia de Bancos estaría exigiendo el cumplimiento estricto de la normativa prudencial y habría requerido a Miguel Vargas la devolución inmediata del préstamo.

No hay comentarios

Deja un comentario...