Compartir

José Alfredo Espinal

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.– Sin duda, el cese de la violencia intrafamiliar y la delincuencia sigue siendo uno de los retos anhelados por el pueblo dominicano. Decenas de feminicidios quedaron en el 2017 incrustados en el sentimiento de muchas familias que perdieron a sus seres queridos.

Los asesinatos de mujeres, los crímenes por asuntos de drogas y delincuencia, también son parte de los acontecimientos del 2017 que el pueblo dominicano busca hacer desaparecer de sus mentes.

Por igual, el cese de la corrupción y la impunidad es la lucha de nunca acabar. Este flagelo afecta a todos los sectores de la vida nacional. Someter a los corruptos, sin importar su poder económico y político es un reto para la justicia dominicana.

Que la democracia avance un poco más allá de los medios de comunicación, que los funcionarios sepan que sus puestos no son ni serán eternos y que los dominicanos tienen derechos y deberes que cumplir son tareas pendientes en la mentalidad del dominicano.

Ojalá y parte de estos retos no sean echados a la basura por los dominicanos, principalmente,  por quienes nos gobiernan. Ojalá…

No hay comentarios

Deja un comentario...