Compartir
Estadio de beisbol, negro veras
Negro Veras. Archivo

Ramón Antonio Negro Veras

Especial/Caribbean Digital 

I.- Introducción y explicación

Estadio de beisbol, negro veras
Negro Veras. Archivo

1.- Luego  de  eliminado  el equipo Águilas Cibaeñas en el  Todos Contra Todos, y ante el hecho de que algunos fanáticos, y hasta no fanáticos,  han pretendido hacer caer  las causas que generaron  el fracaso del conjunto aguilucho sobre su manager Félix Fermín,  escribí un artículo en el que dije, entre otras cosas:

Félix Fermín, trató de sacar de cada jugador lo mayor de si, pero él no podía obligarles a ejecutar lo por él concebido.

En pocas palabras, a Félix Fermín se le entregó un equipo y, más o menos, se le dijo: trata de ganar con estos jugadores, esto es lo que hay o, con otras palabras, con estos bueyes tú debes arar.

Casey Stengel, dirigiendo a los Yankees New York, en la década del 50 del siglo pasado, ganó varias Series Mundiales, teniendo  a su disposición a estrellas de lanzadores, entre los cuales recuerdo a  Ed Lopat, Vic Raschi, Whitey Ford, Allie Reynolds y Don Larsen.

Pero ese mismo Casey Stengel, luego fue a dirigir a los Mets de New York, y no pudo ganar una Serie Mundial.

Félix Fermín, cometió varios errores dirigiendo el equipo, errar es humano. Pero la verdad es que si él  hubiera tenido un material humano distinto al que se le entregó, de seguro que, no obstante sus errores, los resultados hubieran sido otros, y no lo que acaba de  ocurrir  con nuestro conjunto cibaeño en el campeonato 2013/2014.

2.- El señor Luis Gómez Rojas, una de las personas que tuvo  a bien leer mi  escrito con respecto a Félix Fermín,  me remitió sus opiniones en torno al trabajo;  se refirió, entre otras cosas a los logros de la República Escarlata, y su producto los Leones del Escogido; el historial deportivo de éxitos de la familia Rojas Alou, y en particular de Moisés como  gerente del equipo Escogido.

3.-Gómez Rojas, concluyó su análisis con estas palabras: “Tus comentarios son acertados, sin embargo, en tiempos como los actuales, debemos tocar algunos aspectos de la Antropología que nos dan un poco más de luz”…

4.- En razón de  que  el señor Luis Gómez Rojas, me invita a tocar algunos aspectos de la antropología, me aventuro, sin ser antropólogo  ni sociólogo,  a hacer someros  comentarios a su escrito, tomando en cuenta  al  hombre, la sociedad,  el  comportamiento del ser  humano y, finalmente, mi creencia con relación a los éxitos de Moisés y el  Escogido; y las Águilas Cibaeñas, a la luz de la realidad dominicana de hoy, tratando de combinarlo  todo con la antropología y la sociología.

II.- El comportamiento y los equipos  de béisbol.

 

5.- Si nos colocamos en el terreno de la antropología,  necesariamente  para hablar sobre los hombres, no podemos olvidar que han pasado millones y  millones de  años para la transformación de la horda humana primitiva, en sociedad primitiva, y del hombre de Neandertal  a hombre del tipo moderno.

6.- Si queremos saber el por qué  de las actuaciones, por ejemplo, de los dueños,  peloteros y manager de los equipos, estamos obligados a situarnos  en el conjunto de las relaciones sociales y las leyes objetivas del desarrollo de la sociedad, que son las que crean la personalidad.

7.- Obrar de una determinada manera entraña una característica  muy personal, y para comprenderla debemos de poner en ejercicio nuestro cerebro; la capacidad, el entendimiento para formarnos un juicio de lo que hemos sometido a razonamiento.

8.- Para tener una idea de quién y cómo  es una persona,  debemos haberla visto, conocido o estudiado antes; sólo así podemos distinguir a cada quien dentro de los distintos grupos, sectores, capas y clases sociales.

9.- Sería una pura ilusión suponer que todos  los entes sociales actúan por igual en el medio donde desarrollan sus actividades. El conjunto de acciones que ejecutan las personas con un determinado objetivo, tiene un sentido y contenido de clase social.

III.- El béisbol.  La mercancía dinero y el Escogido

 

10.- Conviene aclarar que  el análisis que voy  a desarrollar en este trabajo es  con relación a un deporte, vinculado a un entretenimiento,  el béisbol, con competición, en el cual  está de por medio el pago en dinero para los actores principales, los jugadores,   dirigentes y técnicos  en el terreno de juego.

11.-  Para una adecuada comprensión de cómo se manejan los equipos de béisbol  rentado en un medio social como el nuestro, debemos partir, desde el punto de vista sociológico, tomando en cuenta  las  leyes objetivas de  la historia   y de la  sociedad, ligándolo todo con el proceso histórico de sucesión de formaciones económicas- sociales.

12.- Desde que  nuestro béisbol se mueve en el mundo de la mercancía dinero, aquel conjunto cuyos dueños  disponen de mayor cantidad para invertirlo, lleva ventaja sobre sus otros competidores. En Estados Unidos no es igual la nómina de los Yankees de New York  que la del Kansas City; como tampoco es la misma la del  Escogido que la de las  Águilas Cibaeñas.

13.- Además,  algunos  equipos   pueden gastar con más facilidad  la mercancía dinero porque la suya tiene un componente, desde el punto de vista sociológico y político,distinto al de los  otros adversarios.

14.- Por ejemplo, el nombre Leones del Escogido, hoy  es el mismo que  hace decenas de años, pero ahora ha cambiado  de dueños, y el capital accionario de la compañía es propiedad de grupos diferentes.

15.- La familia Alou, y ahora Alou Beltré, desde la década del 50 del siglo pasado  ha estado vinculada al equipo  Escogido, pero en la actualidad  hay un Alou, Moisés, que se mueve con mucha facilidad porque tiene a su disposición ilimitados recursos económicos que ayer, en un pasado reciente,  su conjunto no tenía con la  holgura de  hoy.

16.- En los últimos años,  los logros del equipo Escogido se comprenden por la mercancía dinero combinada con  la  inteligencia y buenas relaciones en el mundo  del béisbol internacional  de Moisés;  si a la capacidad  y excelentes vínculos  se le colocan al lado un camión lleno de dólares y pesos, para invertirlos  sin importar  el retorno, seguro que esa alianza generará muchos éxitos. El talento y las relaciones rinden frutos, pero son más fructíferos cuando acompañan a una persona dotada de solvencia que  cuando tienen de aliado a un pordiosero.

IV.- Las Águilas Cibaeñas y su inversión en jugadores

 

17.-  Las actividades de los seres humanos no puede examinarse en forma artificial y limitada, sino, realista y amplía, porque de lo contario  con facilidad se  cae en subjetivismo. Por tanto, la situación del equipo de las Águilas Cibaeñas para comprenderla hay que partir de la realidad del conjunto hoy, y la actitud de sus principales dueños.

18.- En la medida que ha ido cambiando  el ordenamiento social del país, en ese  mismo tenor   ha ido modificándose la composición social dominicana y  el comportamiento de los hombres y mujeres  presentes en   este conglomerado.

19.- La actitud del ser  humano cambia de una generación a otra. Aquellos que ahora son los dueños y directivos de las Águilas Cibaeñas, no actúan  igual a sus antepasados, sin importar los vínculos sanguíneos. Mi hijo Jordi no tiene igual visión para analizar un fenómeno social, ni  idéntica  conducta a la mía; e incluso,  su proceder  puede ser diferente, ante fenómenos semejantes,   a la de su hermano Ho Chi

20.- Los grupos humanos que integran  la directiva de las Águilas Cibaeñas, tienen edad y origen social diferentes y, por vía de consecuencia, analizan el béisbol hoy con una visión distinta a como la veían  en común sus antepasados.

21.- En la compañía Águilas Cibaeñas, aunque todos los directivos  son accionistas y aguiluchos, no tienen  unidad de criterios a la hora de enfocar  un problema cualquiera relacionado con la actuación del manager,   los jugadores o una inversión económica en una determina etapa del campeonato.

22.- En el seno de la  compañía que sirve de soporte a las Águilas Cibaeñas, personalmente, numéricamente, desde el punto de vista cuantitativo, sus accionistas  prefieren no ganar dinero, pero que el equipo resulte triunfador al final del campeonato, pero esto no quiere decir, en modo alguno, que ese sea el sentir de quienes tienen el poder de decisión, los cuales pueden razonar diciendo que ellos también  quieren que las Águilas ganen, pero que  su patrimonio económico no resulte lesionado.

23.- Desde el inicio hasta el final de  la serie regular  de nuestros campeonatos, es posible estructurar,   con una sola y  sin gran inversión económica, un equipo  ganador, con seguro pase al Todos Contra Todos, como fue el caso de las Águilas  Cibaeñas, las cuales clasificaron  con  facilidad porque tenían en el terreno de juego un  material humano excelente  compuesto  por  jugadores nativos de la calidad de Francisco Peña, Daniel Santana, Yonathan Villar, Juan Lagares, Rafael Inoa, Zoilo Almonte y Juan Carlos Pérez; así como lanzadores de la talla de Ángel Castro, Barceló, Martínez y un comité de relevistas envidiable.

24.- La dificultad se presenta por la ausencia de seguridad de que la totalidad de los jugadores de la serie regular  continuarán en el Todos Contra Todos, porque se fueron para las ligas de Japón o Corea; sus equipos de grandes ligas les impidieron continuar jugando;  llegaron las lesiones, etc. Es entonces que llega  la situación de que el equipo cuyos dueños tienen los  bolsillos largos pueden reforzarse con jugadores  importados de calidad, pero los de bolsillos cortos están en debilidad ante  sus contrarios de manos abiertas.

25.-  El problema del equipo Águilas  Cibaeñas será, en el futuro, la inversión de recursos económicos una vez concluya la serie regular. Los aguiluchos  tienen que  estar conscientes de que para competir  en igualdad de condiciones, con posibilidades de éxitos, por lo menos  frente al Escogido y Licey,  deben  invertir  en refuerzos de calidad,  que vengan a ocupar el espacio de aquellos jugadores que, por una u otra razón, abandonaron el equipo  antes de comenzar el Todos Contra Todos.

 Reflexiones.

 

26.- Las clases sociales se unifican para componer algo partiendo de intereses y objetivos comunes. Una compañía por acciones  es constituida a los fines de sus socios obtener dividendos. No persigue lo mismo, totalmente, quien invierte en un conjunto de béisbol, y el fanático que asiste al estadio, exclusivamente, en procura de que gane el equipo de su simpatía.

27.- Aquel que invierte en el béisbol rentado debe hacerlo  consciente de que no está aportando a una compañía  común y corriente;  el inversionista del béisbol liga su dinero, que no tiene alma, con un órgano comercial que descansa, fundamentalmente, en el concepto simpatía; los fanáticos, los clientes, seres humanos con aspiraciones, sentimientos y fines muy distintos a los que tienen  los dueños de la compañía, sin importar que tan profundas  sean las inclinaciones sentimentales de los accionistas del equipo.

28.- En los últimos años,  la forma como están diseñados  los torneos de béisbol profesional de invierno en nuestro país, impone una serie de movimientos  en los cuales la mercancía dinero desempeña  un papel determinante. Por pura casualidad, un equipo barato puede resultar triunfador ante otro que ha hecho fuertes inversiones; esa eventualidad  está dentro de las contingencias de un deporte colectivo como  lo es el béisbol.

29.-  En razón de que el dinero obtenido fruto de la venta de la promoción de toda naturaleza, así como por concepto de los abonos de  las taquillas,   es recaudado antes de iniciar el campeonato,  pude ser una reserva económica para cualquier contingencia que se presente  por la ausencia de jugadores que salen del equipo una vez concluida la serie regular. Este puede ser el caso de un equipo que no disponga de amplios recursos económicos.

30.-  Me permito hacer la advertencia de que todo aquel que tenga interés en hacerme  una crítica, observación  o sugerencia  con respecto  al contenido  de uno cualquiera de los puntos expuestos, debe hacerlo por esta misma vía. No responderé  opinión  o cuestionamiento alguno que se haga de viva voz.

31.- Hago la observación de que este escrito lo he hecho partiendo de la comunicación que recibí del señor Luis Gómez Rojas,  el día lunes 20 de  enero de 2014, a las 3:48 de la tarde;  e inicié  la redacción del mismo el día 21  de enero en curso.

No hay comentarios