Compartir

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD. Mientras la Policía Nacional asegura mantener controlada la delincuencia en diferentes sectores de Santiago, los comunitarios de Matanzas, localidad ubicada al sur de esta ciudad, decidieron crear su propia “Policía de Servicio Comunitario” (PSC), ante el incremento de las actividades delictivas en la zona.

Se trata de la única “policía” de ese tipo que opera en República Dominicana, cuyos creadores dicen haber reproducido esa modalidad o experiencia de la Policía Comunitaria de Colombia.

Este cuerpo policial trabaja de forma independiente de la Policía Nacional, en un destacamento en el cual reciben denuncias, y querellas, y atienden otras quejas de los comunitarios.

Las denuncias son anotadas en una mascota por el oficial del día, quien debe hacer un reporte al comandante del destacamento, identificado como el teniente Grismaldy Burgos.

El cuartel paga una renta mensual de RD$2 mil aportados por las juntas de vecinos de las comunidades a las cuales ofrece el servicio comunitario.

Entre esas comunidades figuran Matanzas Adentro, Monte Adentro, Los Gil Afuera, Los Gil Adentro, Palo Amarillo, Callejón de la 50, La Roca y otras.

La Policía Comunitaria la integran 57 miembros, de los cuales 39 son activos y 18 pasivos, quienes carecen de salarios por el servicio ofrecido a la comunidad.

Los activos visten uniforme negro. Dicha vestimenta es costeada con recursos de los propios agentes, quienes deben cumplir un horario de trabajo.

Para ingresar a la PSC, los aspirantes deben pasar por varios entrenamientos de defensa personal, marchas de formación policial, así como realizar cursos y talleres.

Quienes integran este cuerpo son alcaldes pedáneos, agentes privados de seguridad, maestros constructores, albañiles, varios ingenieros, amas de casa, y otros.

El comandante del cuartel de Matanzas dijo que semanalmente reciben entre 4 y 7 órdenes de auxilio emitidas por la Fiscalía de Santiago para auxiliar o proteger a familias o mujeres que han sido amenazadas por sus esposos. “Ante la deficiencia y falta de recursos de la Policía Nacional nosotros creamos esta Policía Comunitaria para proteger a la comunidad”, expresó.

Afirmó que para ofrecer un mejor servicio necesitan una camioneta y equipos de comunicaciones. Sostuvo que cuando apresan a alguien acusado de cometer un delito, llevan esa persona al destacamento de la Policía nacional más cercano.

Recientemente, los agentes de la PSC se reunieron con la fiscal de Santiago, Luisa Liranzo, a quien solicitaron un vehículo y otras ayudas para mejorar el servicio a la comunidad.

Sin embargo, la representante del Ministerio Público le manifestó que como ese cuerpo policial carece de un registro legal, la Fiscalía no podía ofrecer esa ayuda, pero que veía con buenos ojos la iniciativa comunitaria.

 Fuente: Diario Libre

No hay comentarios

Deja un comentario...