Compartir
Wilson Ramos, del equipo Nacionales de Washington, recibe el abrazo de un familiar, luego de ser rescato por la Policía Criminal, en Valencia, Venezuela.

Caribbean Digital

Fuentes: Agencia AP/El Nacional

CARACAS,  (AP). Con muchos nervios, pero feliz de estar en libertad, el pelotero venezolano de Grandes Ligas, Wilson Ramos, agradeció el sábado a las autoridades venezolanas tras su rescate del viernes por comandos de la policía.

Wilson Ramos, del equipo Nacionales de Washington, recibe el abrazo de un familiar, luego de ser rescato por la Policía Criminal, en Valencia, Venezuela.

“No me hicieron daño físico, pero psicológicamente fue un daño muy grande el que recibí, fueron muchas palabras que me decían que me quitaban el ánimo de seguir viviendo”, dijo Ramos.

El jugador venezolano, una de las principales figuras de los Nacionales de Washington, fue liberado dos días después de que fue secuestrado. En la operación de rescate fueron detenidos cinco implicados, informaron las autoridades.

“Me siento bien, gracias a Dios contento, el trabajo que hicieron estos muchachos (los comandos) mira conmigo, súper agradecido, la verdad estoy muy nervioso todavía; pero gracias a Dios todo salió bien”, dijo Ramos en declaraciones a la televisión estatal poco después de su arribo a la sede la policía judicial de la ciudad de Valencia durante la madrugada del sábado.

Relató que vivió momentos de tensión durante un intercambio de disparos entre las autoridades y sus secuestradores.

“En el momento que me consiguieron fue de mucho nervios para mí, muchos disparos, gracias a Dios, los muchachos (los comandos) hicieron un gran trabajo”, indicó.

“Me metieron en un cuarto con una cama, estuve acostado allí, fue bastante duro para mí el pensar como si iba a salir vivo primero que nada, pensar de cómo estaba mi familia, mi mamá”, dijo el receptor al ser cuestionado sobre las condiciones de su cautiverio.

“Siempre estuve pidiéndole a Dios y gracias a Dios me dio el milagro de mandarme a esta gente maravillosa, que gracias a ellos estoy vivo”, enfatizó.

“La verdad no sé quiénes eran las personas (sus captores), sé que son colombianos por su acento… simplemente me agarraron ahí tres tipos frente a mi casa, me trasladaron a otra camioneta y de allí me metieron al monte (una zona montañosa)”, comentó.

Resaltó que los secuestradores conversaron poco con él.

“Simplemente me decían que colaborara, que iban a pedir mucho real (dinero) por mí”, señaló.

Jugador cancela viaje

Redacción, Estados Unidos,  (EFE).  El lanzador derecho venezolano de los Marlins de Miami, Aníbal Sánchez, decidió cancelar su viaje a su país, después de haber sabido del secuestro de que fue víctima su compatriota, el receptor de los Nacionales de Washington, Wilson Ramos.

Sánchez, que contrajo nupcias la semana pasada en Puerto Rico, y que había dicho que viajaría con su esposa a Venezuela para pasar las fiestas de diciembre en ese país, se retractó anoche.

El lanzador declaró que aunque tiene deseos de viajar a su país natal, por el momento no lo hará, ya que teme ser víctima de secuestro, al igual que Ramos, quien fue secuestrado el pasado miércoles frente a su casa en las afueras de Valencia.

No hay comentarios