Compartir
Hombres palestinos llevan el cuerpo de un niño de dos años de edad, Abdel Rahman Majdi Naim, después de que fue muerto en un ataque israelí en Gaza el 21 de noviembre de 2012. Foto AFP.

Caribbean Digital

 

PARÍS. AFP. La organización Reporteros Sin Fronteras denunció este miércoles la voluntad “manifiesta” del ejército israelí de intimidar a los periodistas, tras un nuevo ataque contra un edificio donde se hallan las oficinas de la Agencia France-Presse (AFP) en Gaza.

Hombres palestinos llevan el cuerpo de un niño de dos años de edad, Abdel Rahman Majdi Naim, después de que fue muerto en un ataque israelí en Gaza el 21 de noviembre de 2012. Foto AFP.

“Hay una voluntad manifiesta de intimidar a los medios de prensa”, declaró el director general de RSF, Christophe Deloire, tras el ataque efectuado el miércoles por el ejército israelí contra el edificio Naama, que dejó un niño muerto. Israel había ya atacado el martes ese edificio en el centro de Gaza donde se encuentran la oficinas de la AFP.

“Está claro que se trata de un método para alejar a los periodistas”, dijo a la AFP el responsable de la organización no gubernamental, que vela por la libertad de prensa.

El responsable de RSF rechazó el argumento del ejército israelí según el cual Hamas se sirve de los periodistas como escudo humano. Ese es un argumento “falaz”, declaró Christophe Deloire.

El edificio donde está la oficina de la AFP en Gaza fue bombardeado el martes por la noche por el ejército israelí, en momentos en que trabajaba un fotógrafo de la agencia. Numerosos medios de comunicación han sido golpeados por los ataques nocturnos contra el territorio palestino controlado por el movimiento islamista Hamas.

El martes, una explosión destrozó las ventanas de varios hoteles ubicados frente al mar, donde se hospedan periodistas de numerosos medios de comunicación internacionales. “Cada vez, Israel afirma que los edificios atacados (por su ejército) alojan a células de Hamas.

Eso es difícil de verificar”, dijo, Deloire, señalando que los periodistas tienen que quedarse, para cubrir el conflicto. “Y tienen que trabajar en algún lado”, subrayó. “Los medios de comunicación no deben ser blanco de ataques. Son blancos civiles, y atacar a blancos civiles es reprobado por las Convenciones de Ginebra y asimilado a crímenes de guerra”, recordó Deloire.

Tras el ataque del martes, el ejército israelí afirmó haber atacado “una sala de operaciones de inteligencia militar del Hamas, deliberadamente ubicada en un edificio donde se encuentran medios de comunicación”.

“Periodistas en Gaza: manténgase alejados de los terroristas y de las infraestructuras del Hamas. No acepten servirles como escudos humanos”, advirtió un vocero del ejército israelí.

No hay comentarios