Fotografía de archivo del 2 de junio de 1953 de la reina Isabel II de Gran Bretaña mientras parte de la Abadía de Westminster, en Londres, al final de una ceremonia de coronación. (AP

LONDRES (AP) — La reina Isabel II de Gran Bretaña reveló varios secretos en un documental reciente, entre ellos que tuvo problemas al dar un discurso mientras sufría con el peso de la corona, en comentarios inusualmente francos sobre su coronación de 1953 y el simbolismo de las joyas de la realeza.

Una de las revelaciones hechas al programa de la BBC que se transmite el domingo es que las joyas de la corona se mantuvieron seguras durante la Segunda Guerra Mundial al estar escondidas en una lata de galletas enterrada en el Castillo de Windsor.

Aunque se sabía que las joyas fueron llevadas al castillo a 32 kilómetros (20 millas) al oeste de Londres para su resguardo, no se habían revelado ampliamente los detalles.

La reina también discute los desafíos de ser jefa de Estado. Bromeó diciendo que no podía inclinar la cabeza mientras usaba la Corona del Estado Imperial, que pesa 1,28 kilogramos (2 libras y 13 onzas). La monarca porta la corona cuando pronuncia un discurso para la Apertura Estatal del Parlamento.

“No puedes mirar hacia abajo para leer el discurso, tienes que subirlo. Porque si lo hicieras, tu cuello se rompería. Se caería”, dijo la reina en extractos publicados antes del programa. “Así que hay algunas desventajas para las coronas, pero por lo demás son cosas muy importantes”.

En otra parte del programa, la reina afirma que la corona ha sido reducida en altura desde que fue usada por su padre, el rey Jorge VI.

“Afortunadamente, mi padre y yo tenemos la misma forma de cabeza”, dijo la reina. “Una vez que te la pones, se queda. O sea, simplemente no se mueve”.

Fuente de noticia